ARQUITECTURA MESTIZA RESIDENCIA DYQ

BAQ 2018
CATEGORÍA REHABILITACIÓN Y RECICLAJE
ECUADOR
AUTORES: Patricio Yaselga, Klever Vásquez

Introducción

La arquitectura debe ser esa relación con el lugar para mantener la memoria, más la reinterpretación de  los elementos de la arquitectura del lugar, y el lenguaje contemporáneo fruto de las vanguardias abstractas, que posibilitan la generación de una arquitectura mestiza, entendida como un rescate de identidad perdida por  las intromisiones tipológicas decadentes que  favorecer voluntades formales olvidando la riqueza del contexto, la materialidad, la luz y sombras del lugar. Arquitectura basada en la fusión del pensamiento fenomenológico y el estructuralista.

Problema

La manufactura tipológica de la arquitectura mestiza guarda la memoria de la identidad de pueblos latinoamericanos, actualmente en sus fachadas, balcones, zaguanes, soportales, patios, luz, penumbra y oscuridad, están siendo arrancados, olvidados, mutados y borrados, de la memoria colectiva. Adoptando una tipología que nace de la banalización de la construcción “moderna”, que transforma la imagen urbana contemporánea con construcciones inconclusas, mutadas y deterioradas, perdiendo así la esencia del lugar.

Antecedentes

La casa inicial consta de tres medias aguas donde habitan padres, hija y nieta, se tiene un terreno frontal vacío donde se propone construir una casa para la hija y su nieta, con la idea de mantenerse unidos como un solo hogar.

Estrategia proyectual arquitectura mestiza

Completar + reinterpretar la arquitectura del lugar + lenguaje contemporáneo.

La fachada

Es el límite fenomenológico que busca la negación con el exterior y fortalecer  la relación hacia el interior,  la fachada principal  es cerrada hacia la calle, desde el interior se percibe siluetas del exterior,  la fachada posterior se abre hacia el patio central para dialogar con este espacio y buscar el calor del sol de la tarde para guardarlo hasta la noche.  Además de la simplicidad de la forma,  la exaltación del color  blanco contrasta con los matices ocres de los materiales nobles, como el ladrillo y la madera de la puerta principal, y la pátina del óxido del metal utilizado en el balcón.

El zaguán

El ingreso de la casa  es una puerta de madera que al abrirse da inicio al recorrido óptico y aptico sensorial del zaguán, un lugar donde todos los espacios se integran tanto el área  social como el área intima, es un lugar donde se relaciona verticalmente el espacio interior con el cielo que evoca conectarse con lo sublime, lo sensorial,  dedicado para mirar el cielo, da paso al corazón del proyecto el patio central. Correctamente orientado a la dirección del sol, generando  el paso cinético y tamizado de  luz y sombra creado por la porosidad de la materialidad del ladrillo.

La memoria, estará en la atmosfera creada por la cinética de la luz y sombra en este eterno retorno.

 Patio central

Al completar la tipología, el espacio une lo nuevo con lo viejo, lugar de encuentro familiar y dedicado para mirar del interior al exterior. Como corazón del proyecto articula, relaciona e ilumina a su interior.

Relacionado directamente con la planta baja, reinterpreta la calidez  del soportal donde se encuentran las áreas sociales como el comedor y la sala, como lugares de encuentro.