AULARIOS UEPM QUITO A LOS 2900 MSNM

BAQ2018
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
ECUADOR
Autor: Santiago Espinoza Carvajal. Colaboradores: Espinoza Carvajal Arquitectos&Ingenieros, Kenny Espinoza Carvajal, Marlon Espinoza Carvajal, Juan Carlos Villacres, Jessica Celi. 

¨La mayor libertad nace del mayor rigor¨

Paul Valéry

El incremento de la población joven de hombres y mujeres con edades que van desde los 11 a los 17 años de edad en el DMQ, evidencia realizar una infraestructura que incremente el número de aulas, siendo la solicitud inicial de 2 edificios con 14 aulas. Si solo se construía dos bloques tendríamos las 14 aulas, en cambio si los dos bloques se desplazan y forman un candado, logramos construir un campus que relaciona de manera efectiva los laboratorios existentes, las canchas y administración. Estas decisiones permitieron incrementar nuevos laboratorios, cuarto de racks, acceso principal y un gran espacio abierto cubierto, que fortalecen las actividades de practica académica y metodología en el patio escolar.

El diseño tuvo varias etapas, que consistían en talleres y reuniones junto a un grupo de autoridades, profesores, representantes estudiantiles y planificadores, en las que se discutía teorías, parámetros, normativas y ejercicios metodológicos en sitio, estructurando las bases teóricas-programáticas que serían parte de los requerimientos para establecer los principios e ideas iniciales de diseño y planificación, con el objetivo de construir los aularios de forma integral.

La cota 2900msnm, se convierte en la línea rectora del proyecto, conformando una plataforma (hito de arranque, maniobra inicial), que permite integrar las variables naturales como: topográficas, vegetales y de escorrentía, entre lo existente y lo nuevo, se resuelve la relación ciudad-bloques, incorporando rampas y puentes con pendientes menores al 9%, de esta manera se tuvo como resultado la construcción equilibrada de las plataformas de fundación de los componentes proyectados, generando un impacto constructivo-ambiental bajo.

Principios generadores de actuación:

– Integración: mediante el recorrido, la permanencia, la repetición y el color a los 2900msnm, se resuelve una estructura lógico programática que se articula con las edificaciones antiguas, el bosque y la ciudad.

– Espacios intermedios: a partir del conjunto de bloques proporcionados sismos resistentes se conforma el vacío como espacio intermedio, obteniendo una graduación fenomenológica evidente en el acceso, la circulación, los remates y los patios. Esta gradualidad permite que al momento de recorrer los bloques este presente la continuidad urbana, los patios, portales, jardines y el bosque, el conjunto de componentes a través del desplazamiento forman una pieza en S constituida por cinco bloques ortogonales, separados por juntas y a la vez unidos por puentes; logrando desarrollar un sistema flexible y adaptable, que concentra y dirige.

– Materialidad y proceso: es el resultado del trabajo diario en el oficio en el que se emplea el corte y la axonometría como instrumentos proyectuales para organizar y nivelar las piezas en el lugar, de esta manera logramos una estética que identifica la optimización de recursos en la obra y a su vez refleja rigor en la producción de una obra de calidad.

Por lo tanto, los aularios son un hecho constructivo para educar a las futuras generaciones, convirtiéndose en la evidencia para la sociedad, basada en el rigor, el equilibrio, la constancia y la honestidad de los procesos proyectuales, constructivos, económicos, productivos y ambientales.