BANCO DE CORDOBA – SUCURSAL CATEDRAL

1BC_RBT-Banco

BAQ 2012
CATEGORÍA REHABILITACIÓN Y RECICLAJE
ARGENTINA
SANTIAGO FIGUEROA, HÉCTOR DÍAZ, CARLOS DÍAZ,GERARDO CABRERA, FABÍAN AGÜERO

Para el proyecto del Ex Palace, partimos de la consideración del edificio como un organismo arquitectónico a recuperar en sus valores esenciales: Fachadas, la tipología Patio y la organización estructural, devolviéndole la posibilidad de uso que garantice su preservación para el futuro.

Para la recuperación de la fachada original se elaboro un proyecto que propone una rigurosa restauración en los niveles superiores del edificio, donde todavía perdura la construcción original y para la planta baja, que fue destruida por anteriores intervenciones, procuramos recomponer aquellos elementos que daban un carácter al edificio, tales como la modulación de la fachada, los ritmos de llenos y vacíos, el tratamiento de la ochava, etc, que hacen a la esencia del tipo y su morfología original, sin caer en falsos históricos como en la restitución de ménsulas en los balcones y la cúpula de la esquina que pretenden ser una síntesis de las originales.

El edificio cuenta con tres ingresos: uno sobre calle San Jerónimo para acceder a las oficinas comerciales del banco en los pisos superiores, otro sobre calle Buenos Aires para ingreso de los camiones de caudales y el ingreso principal en la esquina a la Sucursal Catedral del banco. Para este ingreso se restauró el antiguo hall, recuperándose la escalera de mármol y el primer ascensor que tuvo Córdoba, así como el zaguán con sus arcadas, que enfatiza la direccionalidad del eje en diagonal que conecta la plaza San Martín con el patio central y gran hall bancario.

Alrededor del patio, ocupando la planta baja y el entre piso, se desarrollan las actividades de la sucursal bancaria, reuniéndose también, los elementos históricos recuperados y que acentúan la tipología del espacio claustral del edificio, mientras en los pisos superiores, una piel de vidrio, cierra el perímetro del patio, separando el sector corporativo de la sucursal bancaria. Estos pisos superiores se conectan en diagonal con puentes vidriados que se encastran en el volumen existente permitiendo rescatar la luz como elemento significativo del espacio interior, acorde con la forma y el sentido original de este espacio tipo claustro. Así mismo una reelaboración de la tipología patio se puede leer en la posibilidad de reiterar su uso en distintos niveles, innovando un espacio tradicionalmente recorrido solo en planta baja.

El patio esta cubierto por un techo de vidrio que incluye en su parte superior como protección térmica, una maya metálica y paneles fotovoltaicos que actúan como parasoles y proveen la energía necesaria para la iluminación nocturna del edificio.

Constructivamente la intervención consistió en mantener los anillos de mampostería portante perimetral y central, vinculándolos con un diafragma rígido para lograr la estabilidad a los esfuerzos horizontales, conservando los entre pisos formados por las tradicionales bóvedas de ladrillos y perfiles, vigas y columnas metálicas; de esta forma se demolieron los muros transversales dando respuesta a requerimientos funcionales del banco necesitado de plantas libres y flexibles.

La adaptación del edificio a los nuevos usos permito recuperar un espacio que dado el estado de deterioro que tenía corría el riesgo de integrar el inventario de los bienes patrimoniales perdidos en nuestra ciudad de Córdoba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *