CASA CALERO

CALERO 15

BAQ 2012
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
MÉXICO
PABLO PÉREZ, ALFONSO DE LA CONCHA

Calero surge como un experimento situado en un contexto particular. Por un lado, el terreno seleccionado para dicho proyecto ya contaba con una pequeña construcción  a base de ladrillos y teja. Por el otro, la nueva propuesta tenía que hacerse al menor costo, con el mínimo de materiales, los menos elementos, y en el menor tiempo posible. Con estas limitantes y en este contexto creamos una construcción interesante, versátil y adecuada para los requerimientos económicos, geográficos, ideológicos y de diseño del cliente.

Método de construcción
Buscamos respetar y aprovechar la construcción existente y diseñar a partir de ella los nuevos elementos: cocina, sala, comedor, medio baño y área de lavado. Elegimos utilizar materiales sobrantes como elementos principales para la construcción y utilizar un método de construcción en seco, es decir, sin utilizar concreto, cemento ni ladrillos, realizando lo más posible en los talleres y solamente ensamblando en la obra, todo esto con el fin de reducir costos.

Lo que fue cimbra ahora es piso, pared, columna.
La madera utilizada como cimbra adquiere una textura y un color particular, se le inscribe una nueva historia que merece ser reconocida, aprovechada y exaltada. La madera que fue utilizada en otras obras como cimbra llego a Calero a ocupar un lugar central en términos estéticos y estructurales.

Hoy en día muchos arquitectos, diseñadores y artistas utilizan materiales reciclados, pero, por lo general, lo hacen buscando esconder el pasado utilitario de estos materiales. En el caso de Calero buscamos utilizar la huella del tiempo de los materiales como elemento estético. La madera que en otros momentos fue cimbra, se trató con aceites para restablecer su carácter y se unió con piezas de metal para formar columnas y paredes, o para fungir como vigas y piso. Los sobrantes de madera más pequeños formaron celosías para las ventanas.

Lo que fue un tubo ahora es un aislante
Para el techo se utilizó lámina multipanel por su carácter ligero y económico. Sin embargo se mejoró su funcionamiento colocando tubos de cartón (de 2’’) obtenidos como sobrantes en una tienda de telas como aislante térmico y acústico formando una cámara de aire.

Ventajas y limitaciones
El método de construcción en seco basado en ensamblaje tiene varias ventajas. Permite reducir costos económicos, ecológicos y de tiempo, ya que al reutilizar materiales se reduce la inversión y el consumo de materia prima, se requiere menos mano de obra, aunque ésta tiene que ser más especializada y se construye en menos tiempo. Todo esto resulta en una construcción cuyos costos son aproximadamente 25% de los de una obra convencional.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *