CASA DE LA UNEAC

BAQ2008
CATEGORÍA INTERVENCIÓN EN EL PATRIMONIO EDIFICADO
CUARTA  MENCIÓN DE HONOR
CUBA
MSC. ARQ.  JOSÉ ANTONIO MARTÍNEZ  MARTÍNEZ

El criterio general y único para realizar el proyecto estuvo fundamentado en rescatar los valores patrimoniales del edificio acercándose lo más posible a la percepción espacial y formal de su función original para lo cual fue concebido : vivienda , pues hacía mucho tiempo que este destino estaba perdido y a la vez transformarlo en función de satisfacer adecuadamente las necesidades  originadas por el nuevo uso ofreciendo una respuesta con una expresión formal adecuada a un conjunto de elementos , relaciones y restricciones de manera que siempre fuesen reconocidos .

Para la concepción del mismo se analizaron los siguientes aspectos:

Análisis de programa de actividades: Compatibilizar el nuevo uso con las características constructivas y valores del inmueble. Se le incorporan nuevos locales; baños públicos, almacenes, escenario m camerinos y el club de afiliados (café – bar)  fuera del cuerpo del edificio principal el resto  de los locales con nuevos funciones se adaptaron a la configuración del edificio no afectado su conformación espacial ni la expresión formal arquitectónica.

 La preservación de sus valores: Reflejar un correcta lectura de los elementos  arquitectónicos del inmueble, diferenciado las actuaciones nuevas ocasionadas por el nuevo uso del resto de los elementos estéticos – formales originales del edificio con una expresión formal contemporánea a un conjunto de  elementos, relaciones y restricciones de una manera reconocida.  Para ellos los puntales de los nuevos locales se dimensionaron más bajos, se deformó de la proporción de los vanos arqueados y la carpintería se hizo menos complicada características basadas en expresiones actuales del  repertorio arquitectónico domestico popular.

Conservación de su significado: Realizar un diseño integral de manera que se abarcaran todos los componentes de los ambientes con una fuerte vinculación exterior – interior (patios -galería – vivienda) pues a pesar de convertirse en la sede de una nueva institución se pretendía recrear y reformar un clima domestico familiar y acoger para lograr una buena aceptación y estimulación pública por  parte de los usuarios  y visitantes.

En el alcance y contenido del proyecto se realizaron los planos fundamentales  para la conformación del expediente de la obra y la preparación de la ejecución por parte del constructor , pero muchos detalles se realizaron a pie de obra y dar respuesta a los problemas no predecibles y complicaciones que aparecen en este tipo de intervención

La intervención:

 El rescate y la conservación del patrimonio edificado pasan a formar parte de la verdadera identidad cultural y cuando se vinculan dialécticamente  los procesos de significación y se establece una correcta lectura de los elementos urbanos y arquitectónicos de la obra a intervenir. Las categoría que se pusieron en práctica fueron la rehabilitación y la restauración sin excluirse un de la otra, inter relacionándolas, de manera racional para llevar a efecto una viabilidad económica lo más acertada posible en la reconversión del edificio.

Se recuperó un inmueble de alto valor arquitectónico del repertorio ecléctico doméstico, cualificando la estética ambiental del lugar, incidiendo notalmente en el mejoramiento de la calidad de vida de los habitantes de la ciudad. El edificio acoge el talento artístico más selectivo del territorio y las actividades culturales que en el se realizan lo han convertido en un sitio comunitario que contribuye a materializar la masificación cultura de la sociedad cubana, desarrollándose diferentes actividades como: peñas, talleres, exposiciones, etc. La casa no logró su uso original pero la reconversión que se realizó la han convertido en una edificación doméstica muy singular en el contexto urbano del centro histórico tradicional y constituye un legado a las futuras generaciones, responsabilidad que debemos asumir para lograr el deseado desarrollo de la arquitectura y el urbanismo sostenible.

Reflexiones:

 Las categorías de intervención Rehabilitación – Restauración no deben excluirse por sus alcances y contenidos , deben existir criterio flexibles , que permitan combinar ambas de acuerdo con las condiciones existentes y estar conscientes que aunque no se logren resultados muy exactos , la intención debe dirigirse a consolidad , mejorar y conservar el fondo edificado , utilizando los conocimientos técnicos y profesionales adquiridos y pensando en el legado a las futuras generaciones y en la defensa de nuestra identidad .

La reconversión de los ambientes arquitectónicos ocasionados por un nuevo uso en un inmueble con valores patrimoniales y el logro de que no se pierdan los niveles de significación adecuados por parte de los usuarios es una relación muy compleja. No hay recetas específicas para definir con exactitud como deben ser las características físicas para que sean aceptadas y se tornen significativas o no en sus nuevas funciones. Las alternativas pueden ser múltiples  precisamente la labor del arquitecto es la de encontrar una expresión formal adecuada a un conjunto de elementos , relaciones y restricciones  a que debe responder el objeto diseñado en función de satisfacer adecuadamente , las necesidades que le dan origen , y que se manifiestan directa o indirectamente , en el proceso de diseño .

La arquitectura, por su naturaleza estética, se vincula con la cultura artística de la sociedad, material con el cual se conforma el modelo y el criterio de valoración que le sirven de referencia para su realización práctica.  Al conformar sus espacios, el hombre se vale de las técnicas disponibles en un momento determinado. Estas técnicas las organiza según un plan que está condicionado por la disponibilidad de recursos, normas, concepciones y aspiraciones de su tiempo. Por la situación económica que presenta el país, existe una limitada oferta y surtido de componentes m suministros y materias primas que son requeridos para implantar los proyectos y ejecutar las obras. Estas necesidades  (materiales y espirituales) se convierten en oportunidades de diseño con el reto de la búsqueda de alternativas e innovaciones para sustituir materiales de importación y utilizar al máximo los de producción nacional aplicándose el reciclaje y reutilización de los  mismos.

 La preparación técnica de la obra comenzó en enero del año 2004, el inicio constructivo en julio de ese mismo año y se terminó en julio del  2006, 24 meses de ejecución. Se implementó un plan de capacitación con los constructores donde aprendieron de forma práctica  la preparación y la aplicación de las técnicas tradicionales de albañilería que se tenían que emplear  en el edificio y el alcance de las acciones constructivas. Se tomó la decisión de reparar y restaurar la carpintería existente con un grupo de carpinteros jubilados y la restauración de los elementos decorativos como la fundición de balaustres, capiteles cenefas y otros con artísticas y artesanos locales.

El área de fabricación total asciende a 906.50 m2 y una superficie construida de 398 m2.

El costo de la obra incluyendo todos los componentes del presupuesto ascendió a 778 000 pesos en moneda nacional y 22 000 dólares, el 3% del valor total.

El valor patrimonial del edificio se irá incrementando paulatinamente con la implementación de valiosas obras de artes realizadas por prestigiosos artistas, nacionales y locales, lo cual la convertirá en la catedral de la Cultura Avileña como dijera el poeta Alex Pausides el día de su inauguración.

[ngg_images source=”galleries” container_ids=”2274″ display_type=”photocrati-nextgen_basic_thumbnails” override_thumbnail_settings=”0″ thumbnail_width=”240″ thumbnail_height=”160″ thumbnail_crop=”1″ images_per_page=”20″ number_of_columns=”0″ ajax_pagination=”0″ show_all_in_lightbox=”0″ use_imagebrowser_effect=”0″ show_slideshow_link=”1″ slideshow_link_text=”[Show slideshow]” order_by=”sortorder” order_direction=”ASC” returns=”included” maximum_entity_count=”500″]