CASA ENTRE BOSQUE

BAQ2018
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
ECUADOR
Autor: Gonzalo Xavier Diez Ponce. Colaboradores: Diez + Muller Arquitectos, Felipe Muller, Hugo Navarrete, Álvaro Borrero, Paola Picciallo. 

Siendo un programa pequeño, como es una casa de 150 m2, la libertad de pensar en un proyecto más abstracto y conceptual se facilitó, y dio más cabida para pensar más la idea que la función del proyecto. 

En sí, la casa está compuesta por dos dormitorios, una área social con su porche, y dos estacionamientos cubiertos.

Es un programa simple y este es un ejercicio en el análisis, comprensión y desarrollo de tres ideas arquitectónicas que intentan interactuar integralmente con el entorno a intervenir: espacio, materialidad y lugar.

Lugar.

La idea de la casa es la de un cuerpo que extiende sus extremidades y cada una se topa con una parte muy diferente del terreno, su topografía, orientación, vistas, asoleamiento, etc.  Esto hace que el terreno en este caso sea el que se adapta a la casa y no la casa al terreno, dándonos varias oportunidades espaciales atípicas que elevan el interés del proyecto en su entorno.

Materialidad.

Por la idea expuesta anteriormente, decidimos que la fuerza conceptual no debía verse comprometida por su tectónica. Así, la propuesta de materialidad se reduce a 4 elementos principales: La estructura es un envolvente de hormigón que se despliega siguiendo la forma de la casa, y que esta complementada con perfiles metálicos de apoyo que ayudan a definir espacios importantes. Estos dos sostienen la cubierta superior que se contiene en una cinta metálica que bordea todo el perímetro.  Lo mismo pasa en la losa de piso creando un efecto sándwich visto desde el exterior.

Espacio.

La casa es un cuerpo que extiende sus brazos como una estrella, y por la interacción del terreno con la casa, se crean espacios contenidos, semi abiertos o abiertos , dependiendo de donde se asienta la casa. El área social es un espacio en forma de “V” que esta contenido por los dos dormitorios cada uno a un extremo y orientados a la vista oriental hacia la parte inferior del terreno y la quebrada. Estos dos lados de la V están conectados al porche que es un espacio de forma triangular residuo que se abre a la vista y enmarca el paisaje. Estos espacios se conectan a la otra extremidad que es el garaje cubierto que recibe el ingreso y se va enterrando a lo largo de un talud hasta quedar incrustado en él.