CASA GALÁPAGOS

BAQ2018
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
MÉXICO
Autor: c3 arquitectos. Colaboradores: Jaime Castiello Gómez Verea, Fernando Castiello Gómez Verea, Jaime Castiello Chávez, Héctor Peña, Mariana Álvarez. 

El proyecto tiene la particularidad de estar ubicado en un contexto natural interesante. El predio jamás había sido manipulado y la intensión fue la de no alterar el sitio. La casa se encuentra dentro de la comunidad indígena de Mezcala, a la orilla norte del Lago de Chapala, el lago más grande de México.

La topografía va cambiando a lo largo del predio, una pendiente de aproximadamente 30% sube para llegar a un nivel de 4 metros sobre el nivel de calle y después se mantiene formando una gran plataforma orientada al sur. En el terreno se encuentran diferentes variedades de árboles endémicos tales como el Guaje y el Tepehuaje, que aparentan existir ahí desde siempre. El suelo es muy rocoso, se encuentran grandes monolitos a lo largo de todo el terreno, algunos semienterrados y otros totalmente expuestos. El follaje de los árboles es muy denso y hace las veces de tamiz para filtrar la luz del sol. A lo lejos, entre todos estos elementos naturales, se alcanza a ver el gran Lago de Chapala. Es la simbiosis de estos elementos la que generó un sentimiento de gran respeto por el contexto.

La casa se proyectó originalmente para ser de uso ocasional, aunque actualmente pasó a convertirse en una vivienda de uso permanente. La huella de las construcciones fue determinada por el arbolado. Los vacíos que dejaron la vegetación y las rocas generaron los claros en donde se plantearon los desplantes de la casa, la cual se desarticula manteniendo un solo espacio rector y unificador, que es este jardín endémico que pasa a ser patio y vincula todos los espacios de la casa.

Al diseminar los diferentes espacios de la vivienda le ofrece al usuario la oportunidad de poder recorrer y reconocer cada rincón del terreno, invitándolo a explorar en su totalidad los eventos que ofrece la naturaleza. Al no querer agredir los follajes y restar protagonismo a los árboles, se plantea solucionar las necesidades del cliente en un solo nivel, dejando así, una cubierta natural intacta que resguarda casi en su totalidad las construcciones de la casa.

Todos los materiales fueron extraídos de la misma comunidad. Los cimientos y muros fueron construidos con la piedra que se extrajo del suelo, los aplanados se elaboraron con arenas locales, el pasillo externo fue construido con piedras obtenidas de un arroyo cercano y los ladrillos fueron producidos por gente de la comunidad, y a pesar de ser diseñados especialmente para este proyecto, se respetaron los procesos artesanales con los que siempre han trabajado. De esta manera se promovió aportar a la economía local y que la casa en sí también hablara de su historia y su contexto.

Se planteó romper con el esquema de vida tradicional regido por paradigmas y costumbres urbanas, para que su uso se transformara en uno mucho más libre y flexible. El planteamiento final de las construcciones promueve e incluso forzar al usuario a vivir de una manera distinta los espacios. Se pretende que los espacios y las formas proyectadas hablen de una casa atemporal, de una construcción que pudo haber existido siempre en el sitio por su nulo impacto en el contexto. La calidad espacial está dada por sus dimensiones, escala y misterio, y no por sus ornamentos.

Clasificación de Obra: Vivienda temporal.

Superficie de Terreno: 1,741.827 m²

Ubicación: Los Galápagos Lote 1 manzana 9 de la zona 1, San Juan Tecomatlán, Jalisco

Construcción: 180 m² techados, 130 m² abiertos y 20 m² área de alberca.