CASA MIRAVALLE

BAQ2018
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
COLOMBIA
Autor: Mario Fernando Camargo Gómez. Colaboradores: Luis Orlando Tombé Hurtado, Andrés Felipe Álvarez, Stephanny Fiat, Fiorella Gómez Silva, Ángela Carvajal, Gabriel Romero, César Aragón Carvajal, Guillermo Buitrago. 

Hábitat y contexto.

La casa está ubicada en las estribaciones de la cordillera occidental a 1025 m.s.n.m, en el municipio de Jamundí, aproximadamente a unos 10km hacia el sur de Santiago de Cali. El lugar de implantación está sobre el pie de montaña de un bosque seco tropical, que colinda sobre el costado occidental de la vivienda con la incidencia de vientos catabáticos provenientes de lo alto de los cerros. 

La promenade, el programa y el vacío.

Programáticamente, los espacios de la vivienda se organizan a través de un recorrido en promenade, que conecta los distintos ámbitos; se logra de esta manera una secuencia de visuales dirigidas y fugadas al paisaje y hacia el interior de la vivienda. Ésta estrategia, logra a su vez distintos matices de luz y penumbra, haciendo de este un espacio de exploración espacial que se abre principalmente hacia el bosque y evita las servidumbres sobre el conjunto de viviendas parceladas. Volumétricamente la casa se conforma por 4 volúmenes intersecados por la circulación que diferencia los usos desde los de orden más social, a los de orden más privado. En un desarrollo conjunto con el usuario de la vivienda, ésta adquiere detalles vernaculares y tradicionales brindándole una atmósfera de lugar y cultural, típicos de las familias vallecaucanas con una imagen más contemporánea.

Lo estereotómico y lo tectónico.

Entendiendo que la arquitectura estereotómica es aquella en donde la fuerza de la gravedad se transmite de una manera continua y donde la continuidad constructiva es completa, proyectamos una arquitectura con un cerramiento macizo y pétreo. Se trata de una propuesta que busca la luz y donde sus muros fueron perforados para que la luz y la brisa entrasen en ella.

Por otro lado, y con la necesidad imperante de desarrollar una arquitectura que permitiese giros, adaptación topográfica, acople morfológico y mayor polivalencia espacial, se proyectó un sistema estructural con pórticos, y donde la construcción es articulada. Una arquitectura Tectónica que se protege con muros macizos y perforados para generar un efecto cambiante y dinámico.

La luz.

Se ha proyectado como elemento a través del cual se experimentarán cada uno de los espacios. Conducida por el diseño (variando la forma de entrada de los rayos solares en la casa, controlando su intensidad para hacerla fluida o variable), logramos identificar los recintos y darles un carácter específico. De esta manera la luz nos permite apreciar las formas y jerarquizar los espacios. El tratamiento de la luz en nuestro proyecto juega un papel importante desde la organización conceptual del espacio y, determina el modo como se usarán los principales elementos de su arquitectura. Contribuye al ambiente, a la habitabilidad, la identificación y al correcto funcionamiento del lugar.

Sobre lo estereotómico desde lo constructivo y lo material.

Se proyectaron los tabiques de fachada en mampostería de ladrillo común, utilizando la totalidad de las piezas durante la fase de construcción y de esta manera se pudiese construir con materiales de la región, y así incorporar mano de obra no calificada. A su vez, la percepción háptica del ladrillo sugiere mayor permanencia en el tiempo y habitabilidad desde lo táctil y espacial. 

Sobre lo tectónico desde lo constructivo y estructural.

La liberación de algunos espacios y la fluidez de la implantación, requirieron de un sistema constructivo más ligero y dúctil con estructuras porticadas en concreto, mediante la estandarización y tipificación de algunos elementos se redujeron los tiempos de ejecución de la obra, garantizando la sostenibilidad económica de la casa.

La casa.

La casa a su vez, se diseñó bajo tres aspectos principales:

1.- Aspectos formales: donde la vivienda desde su etapa inicial, incorporó elementos formales propios de la tipología del contexto, reafirmando su identidad y pertenencia al lugar.

2.- Aspectos físicos: donde la vivienda desde su concepción contempló un adecuado acondicionamiento físico-ambiental con mayor altura de entrepisos y diferencias de niveles con una materialidad que garantizará durabilidad, confort y calidad que respondiera a las condiciones climáticas del lugar de emplazamiento y satisficiera las aspiraciones del cliente.

3.- Aspectos espaciales: donde los espacios de la vivienda estuviesen definidos por las condiciones dimensionales, físico-ambientales, categorías de privacidad, formales y grado de versatilidad, respondiendo en forma adecuada a las necesidades requeridas por el usuario de la vivienda; en otras palabras, la vivienda a través de su jerarquización volumétrica garantizará una clara diferenciación espacial, entre aquellos de orden social, donde se verifican las interrelaciones de la familia, los amigos y los espacios individuales privados.