CASA MIRIAM

BAQ2018 
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
PARAGUAY
AUTORES: Nicolás Morales, Celeste Sakoda.

Asunción y Gran Asunción se caracterizan por su topografía accidentada, la ciudad de las 7 colinas le dicen, esto refleja su skyline agitado.

El terreno donde se implanta la Casa Miriam tiene dimensiones 12m x 33m y una diferencia de nivel al fondo con la vereda de más de 3m, el principal problema no solo es el costo de relleno y contención, sino los desagües pluviales, en una región subtropical donde llueve 100mm en 1h o a veces mucho más.

La casa Miriam se proyectó para una familia madre e hija que demandaba 2 habitaciones, 1 taller, y sector social integrado, en total una construcción de 210m2.

Ecológicamente lo correcto es no alterar el curso de las aguas de lluvia, lo contrario que se hace habitualmente es desaguar a la calle, además, el calor húmedo extremo de esta región caracterizó a la arquitectura vernácula guaraní en una arquitectura que opta por descender en vez de ascender, térmicamente mucho más eficiente.

Por tanto la propuesta fue implantar esta vivienda semi enterrada potenciando el desnivel, aprovechando el microclima y preservando su ecología.

Resultante de esto proyectamos y construimos 2 bloques que nacen y se asoman a la vereda tímidamente, conectándolos por un eje de circulación central que remata en un balcón con vista al patio y al árbol de gran porte. Se ingresa atravesando un patio ingles de piedra, donde la zona privada se desarrolla a nivel de calle y la zona social a nivel inferior.

La fachada se compone en 2 bloques, uno se materializa con ladrillo visto simple y otro con doble pared light de ladrillos + convocó, que además de brindar sombra y aislamiento térmico, potencia la idea de timidez e introspección.

Los materiales utilizados son locales de bajo costo, ladrillo semiprensado, cimientos de piedra, estructura de HºAº, aberturas estándar de vidrios templados, y el cerramiento horizontal se logra con losa alivianada prefabricada con ladrillos sapos y viguetas de hormigón a la vista económica y térmicamente eficiente.

Esta vivienda dialoga con la vegetación existente y aprovecha su sombra generando un ahorro energético interior sustancial, además de una buena temperatura en una zona semi enterrada aprovechándola con ventilación cruzada y el uso de lucernarios en planta alta que hacen de chimenea de calor y evitan encender luces de día.