CASA NARANJA LIMÓN

BAQ2018
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
MENCIÓN NACIONAL BAQ2018
ECUADOR
SANTIAGO VACA JARAMILLO – DANIEL MORENO FLORES

Un hogar destinado a convertirse en vivienda definitiva rápidamente, los propietarios buscaban una casa que les permita salir pronto del departamento de alquiler y de ese modo dejar de pagar cuotas interminables.

El reto fue diseñar en un mes y construir la casa de 65m2 en dos meses, además debía ser una vivienda económica, para ello se definieron estrategias contundentes para lograr el cometido: crear un sistema constructivo estructural que requiera poco tiempo de ejecución y abarque una gran área. Inicialmente los propietarios buscaban una casa de containers, sin embargo, requerían de espacios amplios, también había que recubrirlos y modificarlos por lo que perdía el sentido.  Por eso se ideo un sistema de cerchas de varillas corrugadas que permita contener espacios, delimitar de forma concreta y virtualmente, además de la importancia de estructurar con nuestras propias medidas para los diferentes usos.

La cimentación se construyó rápidamente con los sobrantes de las varillas y se los realizo a modo de pilotes. La modulación de la casa está en función del material (las cerchas son de 7,2 metros de largo), así se distribuye cada 1,20 m x 2,40 de altura para recibir planchas industriales y reducir costos de ejecución. Sin embargo, en un proceso tan veloz dejamos espacio para lo espontáneo y la definición en obra con todos los implicados. Se realizaron múltiples reuniones que generaban sentido de pertenencia, y en un proceso de maduración del proyecto se optó por utilizar piezas de madera de Pino Radiata para la estructura secundaria y los cierres de la casa que se colocan dentro de la estructura, con el fin de ganar una sensación confortable en los espacios interiores.

Los espacios habitables se fragmentan como volúmenes, para tener un mejor contacto con los exteriores y permitir el crecimiento vegetal entre los bloques, también se privan vistas por los distintos desplazamientos. Al ser una casa reducida se planifica el posible crecimiento futuro.

Las diagonales de las cerchas y las diagonales de madera que estructuran la casa en lo transversal definen las formas de la casa.

El resultado es una casa acogedora que les permite formularse nuevos retos.