CASA PEÑAS

BAQ2018
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
MÉXICO
Autor: Bernardo Quinzaños. Colaborador: Ignacio Urquiza.

La Casa Peñas se ubica en el Pedregal sur de la Ciudad de México, zona que desde sus orígenes se ha caracterizado por albergar grandes residencias unifamiliares. Esta residencia unifamiliar se desarrolla dentro de un gran muro de piedra volcánica que encierra un jardín privado. Los volúmenes que componen el proyecto, se separan de dichos muros , generando espacios, remates y luces. Los diversos espacios de la casa se vuelcan hacia dicho jardín, generando una relación dinámica entre el interior y el exterior, aprovechando las vistas introspectivas del proyecto.

El acceso principal desde la calle está compuesto por dos volúmenes y un plano. A mano izquierda el volumen principal de la casa, con su discreta pero imponente fachada que asoma una ventana alargada. A mano derecha un pequeño volumen atravesado por un delgado plano de acero natural que hace las veces de accesos y cocheras.

Una vez dentro del recinto, un juego escultórico de planos enmarca el acceso que orienta el recorrido del peatón con un espejo de agua. Al entrar al volumen principal de la casa, encontramos una doble altura, que conecta ambos niveles cubiertos con una pérgola fabricada en cristal y acero. Al fondo del espacio, una escalera de acero se desdobla con una geometría imponente bañada por el ritmo de sombras arrojadas por la luz natural a través de la pérgola de la cubierta.

Del lado izquierdo la zona familiar de la casa, estancia estudio y cocina. Del lado derecho el espacio central es la estancia flanqueada por ambos lados con grandes claros de cristal. Hacia un lado un corredor de mármol que conecta con la terraza, cubierta por un volumen en cantiliver y enseguida el jardín central, hacia el otro lado un espejo de agua adornado con vegetación genera un remate visual que corona la sensación espacial de la casa. Al fondo un baño que esconde en su interior un jardín secreto; acero natural por fuera y concreto blanco aparente por dentro.

En la planta alta, un gran pasillo conecta un estudio familiar y una serie de recamaras; hacia la calle, la recamara principal con un gran vestidor y baño, hacia el fondo del terreno el estudio y tres recamarás más.

Adicionalmente, la casa cuenta con un sótano al cual se accede por medio de un patio inglés. Una serie de peldaños de concreto nacen del muro para generar la escalera. Abajo los espacios de servicio de la casa se viven con mucha amplitud y luz natural.

La cualidad escultórica y la precisión de trazo, uso y programa le dan a la casa su carácter moderno y contundente; la utilización de una limitada paleta de materiales aplicados de forma natural y aparente generan una sensación calidez y sofisticación a la experiencia del usuario. La extraordinaria calidad de la mano de obra, en conjunto con la cuidado de las técnicas y detalles constructivos completan el proceso y la obra en todas sus escalas.