CASA PROTOTIPO EN YACHAY

BAQ 2016
CATEGORÍA HÁBITAT SOCIAL Y DESARROLLO
ECUADOR
INSTITUTO NACIONAL DE EFICIENCIA ENERGÉTICA Y ENERGÍAS RENOVABLES

La preocupación en el Ecuador por la vivienda social ha llegado a niveles preocupantes por lo que el gobierno ecuatoriano ha encomendado al (I.N.E.R)  Instituto Nacional de Eficiencia Energética y Energías Renovables,  específicamente a su departamento de edificaciones,  la investigación de un prototipo de  vivienda social que sea capaz de cumplir con las exigencias de la familia promedio ecuatoriana y que además,  sea eficiente energéticamente.

La propuesta en cuestión, se basa en principios energéticos de diseño pasivo, es decir, que la forma y la construcción de la edificación sea tal, que al ser bien calculada y diseñada, eviten el gasto desmesurado de energía en la edificación, es evidente que para alcanzar resultados óptimos se realizó un estudio minucioso del clima en donde sería emplazada la obra, y posteriormente se utilizaría un software de simulación energética que nos permitiera detallar las dimensiones y la materialidad de los elementos constructivos de la casa,  la idea es conseguir un balance térmico confortable para los ocupantes de la edificación, siendo su zona de confort entre 20 y 24 grados centígrados de temperatura.

En este caso en particular, el lugar escogido para la investigación de este prototipo es la Ciudad del conocimiento Yachay, ubicado en la provincia de Imbabura en el cantón Urcuquí, en donde la mayor necesidad será la calefacción durante la noche y la ventilación natural durante el día, es en este punto en el que se definen las estrategias pasivas a implementarse.

La primera estrategia será el uso de protecciones solares que eviten el ingreso de radiación durante las horas más cercanas al medio día, y permitan el ingreso de la misma al aproximarse la noche, de tal manera que se aproveche dicha radiación para enfrentar el frío de la noche.

La segunda estrategia se basa en la utilización de aislamiento térmico tanto en el piso , paredes y techo de la edificación, logrando con esto almacenar el calor ganado durante el día, evitando que el calor se escape durante  la noche y conservar una temperatura de confort hasta el día siguiente, repitiendo el ciclo día a día, como apoyo a esta estrategia está el uso de ventanas con cámara de aire y doble vidrio con el fin de minimizar los valores de transmitancia térmica de las ventanas logrando así el mismo efecto del asilamiento.

Para corroborar si las estrategias pasivas aplicadas para este tipo de clima han dado los resultados esperados y simulados por el software, se realiza una monitorización a través de sensores de temperatura instalados en el  prototipo,  con el fin de evidenciar el correcto o mal funcionamiento de los elementos constructivos seleccionados.

La monitorización se la lleva haciendo ya año y medio y se han obtenido resultados brillantes en cuanto a los resultados obtenidos y la validez de las estrategias escogidas así como de los materiales seleccionados, ya que hemos conseguido mantener el confort térmico tanto el día como para la noche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *