CASA PUENTE

BAQ2018
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
CANADÁ
Autores: Llama urban design (Mariana Leguia Alegria, Angus Laurie). Colaboradores: Patrick Webb, Álvaro Rivadeneira, Mike Feindel.
 

A dos horas al norte de la ciudad de Toronto se encuentra la Casa Puente, frente al lago Mary en Muskoka (Port Sydney, Ontario, Canadá).

La casa es ocupada tanto en el verano, cuando la orilla del lago se convierte en una playa, como en el invierno, cuando el paisaje está cubierto de nieve. El emplazamiento intenta articular un territorio dividido en dos, convirtiéndose en el eje desde el cual se organiza el paisaje.

Ubicada sobre una quebrada, entre dos grandes árboles de maple, el volumen intenta afectar lo menos posible al lugar. Su geometría y emplazamiento, crean un contraste con el paisaje mediante una línea horizontal de 38 metros de longitud, en el punto más accidentado del terreno. Este gesto celebra la experiencia de recorrer el lugar, no solo a través de la quebrada, sino también bajando hacia el lago, cruzando la casa por debajo, convirtiéndola en un pórtico que absorbe la escala monumental del territorio.

A lo largo de su volumetría rectangular se construyen dos grandes fachadas. Una expone la casa íntegramente al lago, aprovechando la condición de privacidad infinita que se da al dar la cara al horizonte. Desde aquí la casa se abre al paisaje como un balcón, suspendido 6 metros sobre la quebrada, colocando al usuario en medio de las copas de los árboles. La otra fachada, que mira hacia el bosque, tiene una gran apertura que sigue la forma de la estructura, como una inversión o reflejo de la propia quebrada.

Esta estructura de madera laminada, en forma de “V” invertida, soporta la casa por medio de cables a manera de un columpio, funcionando además como soporte para las escaleras exteriores colocadas de manera simétrica, que integran la zona social interior con el techo–terraza. De este modo, el conjunto logra trasmitir una sensación de ligereza y dinamismo, enmarcando el paisaje desde el interior, y permitiendo, desde el exterior, que el paisaje penetre la casa de lado a lado.

La materialidad de la casa ha sido desarrollada con diversos tipos de madera local de manera muy artesanal y detallada, lo cual genera un contraste y a la vez una resonancia con la madera que se encuentra en el paisaje. Para la superficie exterior se utilizaron listones de cedro colocados de manera horizontal, enfatizando el gesto del volumen sobre el paisaje. En el interior se utilizaron planchas de maple de gran formato, tanto para el piso, como para las paredes y el techo.

El carácter claro y orgánico del maple permite que los muros interiores funcionen como un telón de fondo o pantalla que captura y amplifica los pequeños cambios que ocurren en el exterior. El juego de luz y sombra creado por el movimiento de los árboles que filtran la luz del sol coincide con el sonido del agua, eco de las olas pequeñas que arrullan.