CASA VW

BAQ2018
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
ECUADOR
Autores: Andrés Oswaldo Venegas Tomalá, Sandra Catalina Washima Tola.

La Casa VW se localiza en el barrio de Santa María de Sayausí, en un sector urbano en proceso de consolidación ubicado al Oeste de la ciudad, a 7 km del centro de la urbe, a una altura de 2690 msnm. El nivel natural del terreno es inferior al de la vía.

El programa arquitectónico, se caracteriza por la optimización del espacio, se desarrolla con una tipología en “C”, en 165 m2 de construcción, sobre un terreno de forma trapezoidal de 230m2. Los espacios se organizan entorno a un patio central, que constituye el corazón de la casa. La vivienda se desarrolla con un eje en sentido oeste-este. La composición volumétrica define la distribución espacial de la vivienda, y se manifiesta con una dualidad entre horizontal y vertical, vano y lleno, usando como elemento transitorio un muro celosía de ladrillo artesanal visto.

Las áreas sociales, contenidas en un bloque de una planta, mantiene una conexión directa con el patio central y el área de retiro frontal, que gracias a la permeabilidad conseguida por muros cortina plegables, permite el ingreso de luz durante todo el día y genera una dualidad interior-exterior. El concepto de ambientes abiertos y una altura de 3,15 m de piso a cielo raso, genera una percepción de amplitud del espacio social, en el cual se utiliza la estructura como elemento formal, al dejar al descubierto el sistema constructivo para enfatizar en la contemporaneidad del diseño.

Por otra parte, el aprovechamiento de la iluminación natural en los espacios sociales permitió que en el bloque que contiene las áreas de descanso, desarrollado en dos plantas, se maneje hacia el exterior una fachada de volúmenes sólidos con prevalencia de lleno sobre vano, que hacia el interior se vinculan directamente con el ingreso, áreas sociales y patio central.

Como un acto de honestidad con la condición natural del terreno, el garaje ubicado en el retiro frontal se resuelve en pendiente, y hacia el interior se aprovecha el desnivel para generar una sala de estar en doble altura, sobre la cual se emplaza el pasillo que se conecta con la circulación vertical y genera un espacio a manera de balcón interior. Estos espacios son iluminados a través de un ventanal amplio y un tragaluz que permiten una mayor captación de luz natural.

Las cubiertas planas recubiertas con tres capas de revestimiento asfáltico, además de impermeabilizar correctamente, permiten captar la radiación solar durante todo el día y transmitirla al interior de la edificación, generando una sensación térmica mayor a la del exterior. Esto es conveniente puesto que, por su ubicación geográfica, el sector se caracteriza por tener una temperatura menor a la del centro de la urbe.