CASAS DAMU

BAQ 2010
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
ECUADOR
PABLO DÁVALOS

EL PROYECTO. Se origina en la necesidad de elaborar cuatro unidades habitacionales de 185 m2, en un lote ubicado en las cercanías al pueblo de Nayón. El mismo, se define por una geometría irregular de 1600 m2, que se  acompaña de una suave pendiente de ladera de montaña y por relaciones visuales tanto con los valles como con la ciudad de quito.

IMPLANTACIÓN. La resolución de la implantación, se basó en la generación de dos bloques bifamiliares, posados sobre plataformas regulares, que permitieran establecer zonas externas de uso privado y áreas frontales de uso comunal. El grado de privacidad se entendió por lo tanto, en el cambio de nivel, en el cambio de material y en el recorrido desde el ingreso hacia las zonas verdes posteriores.

DESARROLLO DE PLANTAS. La planta baja de cada unidad se organizó, considerando la posibilidad de tener áreas sociales, privadas a la vista y contacto de los recorridos comunales.  Siguiendo entonces este principio, tanto sala como comedor se situaron en la parte posterior de la vivienda y se relacionaron físicamente con los jardines.

Una decisión importante en el desarrollo de la planta baja, fue la agrupación de los servicios en un solo bloque. Se reunió cocina, baños y lavandería en un área rectangular, que permitió una optimización de instalaciones, control de recorridos y la definición material del espacio.

El diseño de planta alta se acotó a dos trazados alternados en cada una de las viviendas.  En el primer caso, la posición del dormitorio principal  se vinculó al jardín posterior a fin de obtener una integración visual con las áreas privadas del conjunto.  Mientras que el segundo planteamiento tomó ventaja de las visuales desde el proyecto hacia los valles, ubicando a este ambiente en fachada frontal.  Este juego distributivo, derivó por consiguiente en un tratamiento asimétrico en la volumetría de cada bloque bifamiliar.

CIRCULACIÓN. El estudio de la circulación interna se entendió en este proyecto, como un desafió en la optimización de recorridos y favor de los espacios útiles resultantes.  Se tomó la decisión de ubicar la grada al centro de la unidad planificada para permitir la aproximación de los espacios servidos y una consecuente reducción de traslados peatonales horizontales.

ESTUDIO VOLUMÉTRICO FORMAL. El estudio formal se plantea coherente con las nociones aplicadas en planta, originando una resolución volumétrica que delata la estructuración bidimensional.  De esta manera, los gestos formales se perciben en adiciones y substracciones cubicas, que revelan los requerimientos de cada sección unifamiliar.

Las figuras componentes de la volumetría expresan su origen geométrico y se distinguen con la aplicación del color.  El tratamiento de las elevaciones, no es el resultado  de un estudio bidimensional, sino del modelado tridimensional de la función y la forma.