CENTRO CULTURAL CAFÉ DE LOS TIEMPOS

BAQ2018
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
CUBA
Autor: William Crespo Panuncia. Colaboradores: Carlos Enrique Rodríguez Font, Andor De Jesús Caballero Hernández, Rolando Antonio Escobar Hidalgo. 

El Café de los Tiempos, es un centro cultural que pretende, junto al Parque de los Tiempos, contribuir a la revitalización del barrio periurbano, donde se ubica. Con este fin, se apoya la idea de fortalecer las identidades barriales, poner en valor nuevos subcentros urbanos para no solo descongestionar el centro histórico tradicional, sino brindar mayor calidad de vida a la población residente disminuyendo los desplazamientos y generando un lugar icónico en el barrio, atractivo para toda la ciudad.

De lo urbano: revitalización del entorno y acompañamiento armonioso al Parque de los Tiempos.

Se trata de crear un espacio gastronómico como centro cultural comunitario, para acompañar la obra urbanística “parque de los tiempos”, del Maestro de la plástica Cosme Proenza Almaguer, revitalizando un inmueble existente en la céntrica esquina de las calles Carbó y Aguilera en la ciudad de Holguín.

El Café permite el disfrute visual hacia el parque de los tiempos, referente inmediato de alta expresión artística. El área está subdividida en islas por medio de la ubicación y ordenamiento de su mobiliario, con un horario diurno y nocturno. Cuenta con un espacio cerrado, con extensión hacia el exterior para la venta y exposición de obras de artes y bibliografía referente a la misma, de creadores holguineros fundamentalmente, con la existencia de proyecciones por medio audiovisual de igual referente a las diferentes manifestaciones artísticas, expuestas de forma continua. Una nueva forma de llevar el arte y la cultura a la comunidad en un entorno urbano no tan céntrico.

Criterios Rectores de Diseño.

Exaltar el medio tropical, la vegetación exuberante donde se inserta el inmueble. Reforzar la horizontalidad como invitación al descanso. Defender el espacio abierto, privilegio del trópico, aún conociendo su lado más huracanado.

El viaje en el tiempo: recordar, mezclar, sentir, vivir, compartir, lo atemporal, lo inter-generacional, lo tropical, la vegetación, lo primigenio, las formas básicas, lo objetual.

Un lugar para experimentar sensaciones gastronómicas y culturales, para compartir, jugando con esos conceptos del tiempo que van desde la mañana, la tarde, la noche; el desayuno, el almuerzo, las meriendas, la cena, día, noche, antes, después, niñez, juventud, adultez, individuo, amigos, familia, sociedad, institución, pasado, presente, futuro.

Verdes, ocres, blancos, grises, acentos cálidos. Tramas en el techo, envolventes horizontales y pantallas verticales como límite físico y visual.

Referencias formales a la obra de Cosme. La historia del arte simulada en el eclecticismo amable y armonioso: a través de los objetos, la ambientación, la vegetación en el día, y la iluminación en las noches cálidas.

Se trata de reutilizar materiales, mayormente pétreos. Los materiales se tratan con la menor laborabilidad posible, para que envejezcan naturalmente. Los materiales de relleno se reutilizan. La estructura se consolida y se mantiene. La vegetación existente se mantiene, se rehabilita y acondiciona.

Se logran nexos con el parque de los tiempos, visuales directas, semejanzas de formas y proporciones. La zona de clientes es privilegiada en este sentido, siendo un lugar plural para el disfrute de toda la comunidad. Para la parte de servicio, se organiza el equipamiento de manera flexible, que permita la toma de decisiones futuras de acuerdo al servicio a ofertar.

Se asume el inmueble integralmente, donde el diseño llena la mayor cantidad de detalles, no solo de las grandes definiciones. Se procura el ensamble de la escenografía, la reversibilidad de la intervención. Se potencia el ritmo, la serialidad en los detalles objetuales, así como la simetría y la escalabilidad.

Con un concepto de resiliencia desde lo urbano, se proyecta ante amenazas y peligros de origen natural, como ciclones e inundaciones. Se atiende la seguridad ciudadana, así como posibles cortes de energía temporales o incendios.

Aspectos significativos del proyecto.

El proyecto posee una relación y escala urbanística armoniosa y adecuada al entorno, aprovechando el diseño bioclimático con la ventilación natural, que generan las brisas y el concepto de radiador de la mecánica.

Es destacable el bajo consumo de energía y recursos en todas las fases de diseño, ejecución y funcionamiento, a partir de las técnicas de construcción seleccionadas, del uso de protección solar con aleros y quiebrasoles, la vegetación como tamiz regulador de temperatura y la iluminación nocturna con tecnología LED.

Se utilizan criterios de bioconstrucción y sostenibilidad, a través del uso de materiales locales y artesanales acarreados de las zonas cercanas, tales como pisos de mosaico con pigmentos naturales, ladrillos cocidos en hornos tradicionales, sogas y elementos textiles de fibras naturales en revestimientos, protección solar y decoración, madera preciosa local mobiliario y estructuras.

Sobre el proceso de diseño-ejecución: 30 días de proyecto, 60 días de ejecución, donde participaron los creadores del proyecto artesanos, maestros de obras locales y vecinos del barrio, en un intento de adaptar estilísticamente tendencias internacionales a la tradición local recuperado saberes constructivos. Se consultó a la población residente en el barrio y autoridades locales a través de encuestas y entrevistas en más de 10 reuniones participativas que definieron ideas de diseño para provecho popular.