CENTRO DE DESARROLLO TURÍSTICO DE LITA

BAQ2018
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
ECUADOR
Autora: Jenny Margoh Muenala Guevara. Colaboradores: Santiago Javier Dominguez Andrade, Cristian David Melo Chávez, Germánico Eduardo Álvarez Robalino, Álvaro Ramiro Castillo Aguirre, José Andrés Arias Salazar.

Planteamiento.

El proyecto está ubicado en la parroquia rural Lita, perteneciente al cantón Ibarra, en un terreno de pendiente pronunciada con visuales espectaculares junto al Río Lita. 

Se plantea un conjunto de 8 módulos que a través de una caminería, se enlazan hasta conformar un circuito. El recorrido empieza con el módulo administración-recepción que da la bienvenida a los usuarios, luego se enlaza el módulo patio de comidas con ocho divisiones en su interior que corresponden a espacios de venta y comedor, concebido como un espacio abierto-cubierto, que se convierte además en un mirador. Finalmente llegamos a las seis cabañas, ubicadas de una forma ordenada y aislada en lo alto de la montaña.

Fachadas y cubierta.

Las fachadas son bien orientadas con una correcta proporción de vacíos y una tipología que se adapta a las condiciones climáticas del lugar. La cubierta de la cabaña presenta cortes triangulares que se abren y se cierran en diferentes direcciones, lo que además de funcionar estéticamente, permite obtener ventilación cruzada. En el patio de comidas, la cubierta inclinada que reposa sobre un pergolado horizontal, le dota de buena ventilación. Y finalmente en la administración-recepción la cubierta a dos aguas permite la ventilación correcta de todos los espacios que se encuentran en el interior.

Volumetría.

Los módulos son flexibles con riqueza volumétrica. Además, son construcciones elevadas del piso debido a las características del suelo.

En la cabaña los cortes triangulares de la cubierta y volados presentes en las tres fachadas le dotan de mucha dinámica. En el patio de comidas el patrón de repetición con alternancia presente en la planta se observa también en la fachada, dando como resultado un volumen con mucho movimiento, que lo proporcionan los medios módulos que sobresalen como balcones de forma alterna. En la administración-recepción las amplias zonas abiertas cubiertas dan la sensación de establecer una continuidad visual de un extremo al otro.

Materialidad.

Se utilizó la caña brava como un recurso natural renovable y un material local, que posee múltiples características y ventajas: ambientales, económicas, técnicas y arquitectónicas, ya que es antisísmico, ecológico, sustentable, sostenible y resistente. 

Los cerramientos verticales son paneles de caña picada, carrizo tejido, estera, cortes de caña rolliza y secciones transversales. El mecanismo que se utilizó para que las cubiertas se puedan abrir y cerrar, es a base de poleas y aplicación de pesos en distintas direcciones.

Finalmente, los muebles fueron fabricados con caña guadua, carrizo y estera para reforzar el uso de materiales locales.

Aporte social.

Se beneficiaron los habitantes de 16 comunidades que conforman la parroquia Lita, los mismos que se favorecen a partir del aprovechamiento de las múltiples actividades que se desarrollan en las instalaciones, generando su propia economía a partir de la producción de servicios turísticos que generarán ingresos, logrando mejorar la calidad de vida. Además, se utilizó mano de obra local, lo que permitió generar fuentes de empleo e hizo que la gente se apropie del proyecto.