CENTRO MISIONERO PERE RIERA

BAQ 2016
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
ARGENTINA
EUGENIA JAIME EN PROYECTO HABITAR

El Centro Misionero Padre Pere Riera es un espacio comunitario de escala barrial ubicado frente a una plaza pública. Este espacio es sede de la Fundación Concordia, organización vecinal con la que Proyecto Habitar trabaja desde 2011 en el barrio Un Techo Para Todos (UTPT), en La Matanza.

El barrio UTPT está ubicado en el Municipio de la Matanza, en Ciudad Evita a 20 km del centro de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. La accesibilidad relativa, que permite ir al centro o al Aeropuerto internacional de Ezeiza en quince minutos, se encuentra disminuida por las calles de tierra que componen el barrio, y el mal estado de los quinientos metros que lo separan de ciudad evita y de la Ruta 21.

El espacio se resuelve con rigurosidad modular y sencillez técnica. La estructura combina muros portantes de bloques de hormigón con una estructura de hormigón que sostiene la cubierta y arriostra los muros a los que se incorporan ladrillos de vidrio que cualifican de manera particular el espacio. Los materiales están trabajados para que su terminación sea a la vista; muros, losas y pisos presentan esta terminación.

Los muros de cerramiento son bloques de hormigón de 10 cm, carpinterías de aluminio y cubierta combinada de chapa de zinc y losa de hormigón armado. La propuesta constructiva recupera el uso de materiales ampliamente frecuentados por la comunidad incorporando aspectos técnicos y espaciales que tiene como propósito facilitar el mantenimiento, la construcción, la iluminación y la flexibilidad del espacio. La obra propone diversidad de situaciones en la configuración de sus límites, en ocasiones tamizando la luz, a veces con permeabilidad absoluta, y en otras cerrando sus bordes plenamente. Estas disposiciones que surgen de las calidades espaciales pretendidas, son también una forma de mostrar diversidad de resolución con materiales constructivamente sencillos y relativamente económicos, de manera de operar también como posible instrumento de enseñanza en los talleres de hábitat barriales. El mismo criterio se utiliza para disponer las instalaciones de manera exterior, que simplifica la obra, se adecua a la discontinuidad en el flujo de fondos y posibilita también reparaciones económicas.

Esta organizado en torno a una nave central que oficia de espacio catalizador y multipropósito, a ambos lados espacios de menor escala contienen actividades de mayor especificidad técnica. La nave genera una franca comunicación entre el patio interior ubicado en el contra frente y el acceso, espacio que se brinda francamente a la plaza pública que se halla al otro lado de la calle. El proyecto propone una secuencia espacial que va promoviendo mayores niveles de apropiación en la medida que se especializan las funciones; en el sector central del volumen prismático se incorpora una bandeja donde se realizan proyecciones, esta bandeja desdobla la altura del ingreso y propone una lectura relacional del espacio sin muros fijos, recuperando la idea de “rincones de trabajo” tan fácil de comprender por los niños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *