CHINMAYA MISSION AUSTIN

BAQ2018 
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
ESTADOS UNIDOS
AUTORES: Juan Miró, Miró Rivera Architects.

Establecido como el hogar para la División de Misión Chinmaya, una organización internacional espiritual hindú no lucrativa, en el centro de Texas, el nuevo campus de 8 hectáreas se caracteriza por un lenguaje arquitectónico que reinterpreta las tradicionales tipologías de India con el fin de reflejar el moderno contexto de la organización. Presentado como una oportunidad única para diseñar una misión hindú en el centro de Texas, los arquitectos aplican sus conocimientos de materiales locales de construcción para crear un lenguaje visual rico en textura, calidad escultórica y un diseño innovador. 

El principal reto del proyecto tenía dos aspectos: crear espacios que se adopten tanto a las necesidades espirituales y prácticas de una misión de rápido crecimiento, y aplicar prácticas hindúes establecidas de manera que se sientan nuevas e inesperadas. El plan maestro del campus combina los principios tradicionales de vastu shastra del diseño hindú – enfatizando patrones geométricos, simetría y alineaciones direccionales – con una sensibilidad contemporánea. La primera fase completada consiste en un templo y Bala Vihar (edificio educativo) dispuestos alrededor de un jardín central, con espacio reservado para los futuros edificios.

Trabajando dentro del restrictivo presupuesto de una organización sin fines de lucro, el diseño no fue sacrificado; sino que inspiró al equipo de diseño a encontrar un vocabulario que fuese simple pero refinado. En la elevación, muros de estuco blanco y cubiertas inclinadas recuerdan las tradicionales tipologías indias; las grandes ventanas proporcionan abundante luz natural en cada espacio ocupado; y los profundos aleros ofrecen refugio contra el calor del sol de Texas. Simplemente alternando los tonos de los paneles del techo de metal, se crea un llamativo motivo de diseño con un material común. El ejemplo más espectacular de esta capacidad creativa de adaptación es la torre aireada a la cima del templo. Para reducir los costos de soldadura, la delicada estructura fue fabricada en el taller utilizando material galvanizado de cercado, y luego se levantó en su lugar. 

Sirviendo como el eje educativo del centro de la misión, el Bala Vihar consta de 12 aulas, además de una galería central y un gran patio cubierto para la congregación y eventos sociales. La flexibilidad fue una prioridad, ya que la instalación debe alojar cómodamente pequeñas clases semanales, así como también eventos especiales. En respuesta, tres aulas utilizan particiones operables para crear grandes espacios según sea necesario. Una galería central desempeña múltiples funciones como la circulación, un espacio de exposiciones y un salón para actos. 

En el templo, la prevalencia de la simetría y la geometría son recordatorios de la tradicional arquitectura religiosa hindú. A partir de la sala de meditación central y moviéndose hacia el perímetro de los bloques de piedra caliza de origen local, una serie de círculos concéntricos, cuadrados y rectángulos, incluyendo un patrón iluminado de una forma espectacular en el techo con una dramática pendiente—hacen referencia a la tradicional sala de meditación mandala-arquitectura inspirada. Por encima del altar, el espacio más sagrado en el templo, la luz de los tragaluces ocultos se refleja en un muro de oro, creando un aura en torno a tres deidades dispuestas con túnicas y flores brillantes.

En su desarrollo y ejecución, el diseño de la Misión Chinmaya en Austin logra un delicado equilibrio entre la necesidad de respetar tanto los métodos tradicionales de construcción de una antigua religión y los limitados recursos de una organización sin fines de lucro; y el deseo de emplear una estética contemporánea que refleja el enfoque con una visión hacia el futuro de una fe internacional.