CIRCULO FRANCÉS

BAQ2018
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
MÉXICO
Autor: EDGARDO SANDOVAL CALVILLO, JAIME CASTIELLO CHÁVEZ, HÉCTOR SANTANA ZERTUCHE, SALVADOR HERNÁNDEZ, SUSANA CORTÉS ARECHAVALA.

Proyecto ubicado en la cabecera de manzana que forman las calles López Cotilla, Atenas y Prisciliano Sánchez, en una de las antiguas colonias que están renaciendo dentro de la ciudad, la Colonia Americana, en Guadalajara, Jal. México. Su cercanía con la Av. Chapultepec, lugar emblemático de nuestra ciudad, es quizás hoy, el espacio público más importante habiéndose, la sociedad civil, apoderado de él, enriqueciéndolo, sin duda, con una vida inusual en esta ciudad.

Después de haber sido una Colonia habitada en su origen por clases socio económicas altas, la colonia cayo en un abandono total con la expulsión de sus habitantes derivada de la invasión de comercios y oficinas, fenómeno muy común en las grandes ciudades, convirtiéndose en un lugar despoblado e inseguro. El proyecto, sobre todo, y aunado a otros esfuerzos individuales promovidos por TRAMA ARQUITECTOS, plantea el regreso de pobladores a esta zona con características únicas dentro de Guadalajara, y, procurando, de una forma mesurada y respetuosa, no caer en una gentrificación avasalladora.

En su composición, el desarrollo se desplanta en dos crujías de 7 niveles (planta baja comercial y áreas comunes para vivienda y visitantes, mas 6 niveles de vivienda con azotea útil) que corren de manera paralela a las dos calles (López Cotilla al Norte y Priscilianos Sánchez al Sur) que abrazan el terreno y a su vez  se van abriendo de oriente a poniente una de la otra. Generando que ambos volúmenes al respetar la traza urbana, se abran en su desplante buscando la integración con su contexto inmediato a base de respetar los paramentos edificados existentes dando mayor fuerza a las particularidades del terreno cuya forma trapezoidal se potencia como una cualidad del proyecto. La única salvedad es que en su cara Norte, el cuerpo vertical tiene un ligero giro que nos ayuda a acompañar el viaje de vehículos y peatones hacia el centro de la ciudad, lo que provoca que el edifico jamás se perciba como una barrera, sino como un elemento que acompaña la visual.

Hacia el oriente del predio al centro de estas dos crujías de vivienda, se abre un espacio que da cabida al huerto urbano, elemento integrador y de convivencia entre sus condóminos y brindandoles la posibilidad de cosechar frutos y especies para el consumo local generando una dinámica y un acercamiento a lo natural en un contexto completamente urbano.

Los dos edificios poseen en planta baja, locales comerciales que respetan una servidumbre de 5 m. sobre ambas avenidas, creando agradables estancias de convivencia. También al centro de ambos volúmenes se genera una plazoleta que permite la visibilidad de calle a calle y que a su vez nos sirve como vestíbulo a la vivienda.

Cuenta con 60 departamentos repartidos en ambos edificios en los niveles del 1 al 6 y 3 sótanos de estacionamientos, uno para comercio y 2 para vivienda junto con cuartos de máquinas y servicios.