CLÍNICA IDB CABUDARE

BAQ2018 
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
VENEZUELA
AUTOR: Gustavo Sánchez Muñoz. COLABORADORES: Mariangela Siciliano,  Juan José Perdomo, Orlando Javier Perdomo, Carlos Rua.
 

Entendiendo la complejidad de una Clínica en su sentido funcional, Físico, y el estrés que genera esta intensidad,  se plantea como aproximación al proyecto la transmisión de un lenguaje que exprese bienestar y  tranquilidad, utilizando la influencia de las cualidades del espacio en la psique del que va, Mental.

Se parte de un esquema básico con clara diferenciación entre los espacios servidores y los espacios servidos, en donde la simplicidad está en las plantas y la complejidad y belleza está en los alzados o cortes de la Edificación y se organiza en torno a un eje lineal que se expresa en un espacio vacío central alargado, iluminado y ventilado naturalmente, Boulevard Central, que permite una relación visual y espacial constante hacia el exterior, en todo el edificio.

Se tallan las dos masas que contienen estos dos grandes grupos de usos enmarcados entre dos grandes volúmenes con horizontales fachadas ventiladas por sendas cámaras de aire o subespacios de casi dos metros de ancho a todo lo largo del edificio, una de estas fachadas, muy permeable, salpicada de vegetación en donde entran y salen algunos balcones de las habitaciones que dialogan con las viviendas vecinas de la ciudad. La otra fachada opuesta a esta y que forma parte del volumen de servicios, bloquea el ruido de la avenida intercomunal y sirve de parasol hacia este costado más soleado.

Revestidas por dentro y por fuera con materiales tomados de la zona como reconocimiento del lugar, hechos en casa de manera artesanal.

Se crea un espacio, con intensión de bienestar, pensando en el detalle de la decodificación de colores y materiales interiores, que expresan no un lugar para los enfermos sino un lugar de bienestar y descanso, sustituyendo la sala de espera por una plaza o boulevard y los espacios blanco neutro aséptico por el espacio verde natural que se observa desde cualquier lugar beneficiando a médicos y pacientes, servidores y a ser servidos siendo consecuentes con el esquema formal-espacial.

Los flujos de personas se diluyen a lo largo de los pasillos adheridos al vacío central evitando concentraciones fuertes , además de la ayuda que dan las circulaciones con puntos focales hacia afuera, hacia lo natural que entra y sale con facilidad.

Un desarrollo más horizontal que vertical sin que esto implique mayores desplazamientos debido a la estratégica ubicación y repartición de los apoyos y servicios. Un lugar o hecho arquitectónico en donde se separan las intensas áreas de trabajo de las áreas de estar con un gran vacío natural que permite la conexión de un lado a otro con puentes mediadores, filtros o purificadores como lo son la sala de médicos, antesala a los quirófanos en espacios que de nuevo dejan mirar hacia el exterior natural  y al final, arriba en la azotea con la capilla que se eleva entre las dos masas flotando sobre un jardín elevado abierto a la ciudad.