COLEGIO DISTRITAL LA FELICIDAD

BAQ2018
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
COLOMBIA
Autor: José Fuentes Pabón. Colaborador: Iván Forgioni. 

El Colegio distrital “La felicidad”, es una institución pública, localizada en Fontibón, al occidente de la ciudad de Bogotá. Para el diseño del Colegio se convocó en el año 2013, un concurso público nacional, resultando ganadora nuestra propuesta: Un aula un patio, un colegio un gran patio.

En contraposición a la organización tradicional de colegios, de crujía de aulas y corredor lateral, el Colegio La felicidad se concibe bajo un principio ordenador que articula los componentes del programa con patios de diferentes escalas, que funcionan como extensiones a cielo abierto de los espacios educativos. Todas las aulas tienen la posibilidad de abrirse hacia patios o terrazas, permitiendo ampliar su área interna en caso de que las actividades pedagógicas lo requieran. Esta concepción de aulas-patio permite mayor versatilidad de los espacios y acerca al estudiante a un mayor contacto con el exterior.

El colegio, se organiza en cuatro zonas dispuestas alrededor de un patio central. Sobre el costado sur se organizan primaria y secundaria. En el norte, con acceso independiente, se ubican las aulas de preescolar, cuyas cubiertas inclinadas dirigidas hacia oriente, permiten atrapar el calor de las primeras horas del día, regulando la temperatura del espacio para los niños más pequeños. En el costado occidental se dispone el restaurante y el auditorio, y en el oriente como edificio representativo del proyecto, se ubica la biblioteca y la administración. Este bloque paramenta la plaza de acceso al proyecto. El colegio en general, respeta la escala barrial del sector, y establece un frente público amplio y permeable, el cual es aprovechado por la comunidad en distintos momentos sin entorpecer las actividades académicas.

Una parte importante de la formación de los estudiantes se genera a partir de su reconocimiento dentro de una colectividad. Es por ello que todos los patios (patios-aula, patios de recreo y el patio central) son concebidos como espacios para la socialización que promueven la participación y la integración a dinámicas grupa. Al disponer de patios y terrazas de diferentes escalas como extensión de los espacios educativos, se permite que los estudiantes tengan un mayor contacto con la luz natural y la vegetación. Mientras que a los docentes se les brinda la posibilidad de realizar otras actividades pedagógicas no habituales como el cultivo de huertas o trabajos grupales al aire libre.