COLEGIO SAN JOSE

Colegio San José 004

BAQ 2014
CATEGORÍA REHABILITACIÓN Y RECICLAJE
MÉXICO
ARQ. JUAN PABLO CAMOU LEON,ING. CARLOS ALBERTO SANDOVAL LOPEZ,ARQ. VICTOR AGUSTIM CASTALLEDA GRAJEDA,ARQ. ALEJANDRO SANDOVAL SOBARZO

El Colegio San José de Hermosillo, Sonora, propone un nuevo estilo de institución. El concepto se crea dentro de un par de almacenes de los años 50’s, los cuales fueron rescatados para crear un ambiente que combina la grandiosidad de bodegas antiguas con instalaciones y tecnología modernas, dignas de una institución educativa.

La sustentabilidad en este proyecto se logra con la utilización de conceptos como instalación de paneles solares para creación de energía eléctrica, tratamiento de aguas grises para la irrigación de jardines, cubiertas estratégicamente plantadas para protección solar y aislamiento ecológico y térmico en losas de alta densidad. Todos estos temas estuvieron considerados en el diseño y actualmente están siendo evaluados para su instalación.

Para reutilizar y renovar la construcción original, se respetan los muros y las techumbres originales (ladrillos, vigas de madera y estructuras de lámina), mostrando la esencia del viejo edificio. La belleza y dignidad de una obra en deterioro se propone al servicio educativo; para inspirar y estimular se muestra pacífica y diversa, simbólica e icónica; todo esto resulta motivador para alumnos y maestros en su relación educativa.

Techumbres que protegen espacios de tráfico: aspectos tradicionales que aportan un aire de modernidad artística y que estimulan los sentidos en los niños. Aprovechamiento de estructuras existentes que se transforman, mostrando así su belleza y utilidad. Columnas recubiertas que disfrazan sorpresivamente elementos de concreto existente, creando juego de volumetrías en fachadas. Todo esto, y el aportar espacios abiertos y amplios con un estilo moderno, aunado a la dotación de elementos existentes la hace trascender en el tiempo.

El reclamar los materiales de una edificación que se está rescatando, indica claramente el grado de compromiso del proyecto. Los ladrillos se recuperaron de las demoliciones y se adecuaron para formar parte de las fachadas, resultando también en una reducción de los costos del proyecto.

La arquitectura monumental con apariencia de tradición continuada, dan la impresión de que la remodelación no hubiera existido y la escuela siempre hubiera estado ahí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *