CONCRETE HOME

BAQ2018 
TEORÍA, HISTORIA Y CRÍTICA DE LA ARQUITECTURA, URBANISMO Y EL PAISAJE
COLOMBIA
AUTOR: Alejandro Restrepo Montoya

Industrializar, individualizar, transformar

Reflexiones para la construcción de ciudad desde el hábitat popular

 

Para mejorar la calidad habitacional, reducir el costo y el tiempo en los procesos de construcción de la vivienda popular, tres momentos conforman este proyecto: Industrializar, individualizar y transformar.

  1. Industrializar lo esencial

Un proceso de industrialización parcial donde se prefabrica la estructura de soporte en marcos de hormigón armado, localiza sus elementos estructurales en el perímetro del espacio habitable, aumenta la capacidad en la producción industrial, controla la calidad técnica, garantiza la estabilidad del edificio y reduce costos y tiempos en el proceso de fabricación y montaje.

  1. Individualizar lo necesario

Al conformar una estructura de soporte con elementos localizados en el perímetro del espacio habitable (muros medianeros y losas de piso y techo unidos entre sí mediante elementos hiperestáticos aprobados por el Código Colombiano de Construcción Sismo Resistente), se configura una planta libre con elementos no estructurales y con fachadas que pueden individualizarse de acuerdo con cada contexto ambiental, cultural, económico y social, y de acuerdo con las características, tradiciones, necesidades y aspiraciones de cada comunidad.

  1. Transformar lo ideal

Una vez ocupadas las viviendas, éstas pueden transformarse y adaptarse a las necesidades de las comunidades a través de la modificación de los elementos no estructurales que conforman los espacios habitables y las fachadas. En esta parte del proceso, las comunidades por sí mismas pueden intervenir a través de actividades de autoconstrucción dirigida, incrementando las áreas o modificando las características originales del espacio habitable.

Este sistema de construcción que combina la industrialización de la estructura de soporte con elementos no estructurales instalados mediante procesos convencionales, configura diferentes tipologías y lenguajes habitacionales, adaptándose a diferentes entornos, mejorando la calidad habitacional y cualificando los procesos constructivos.

Las proporciones de los elementos estructurales las determinan los rangos pemitidos para su transporte o fabricación en sitio, y pueden modificarse de acuerdo con los módulos seleccionados para cada conjunto de viviendas.  

Con este sistema se ha probado mediante diseños arquitectónicos y prototipos construidos a escala natural en el proceso de investigación, que los costos totales se han reducido hasta en un 15% y el tiempo de construcción puede ser hasta de un 50% menos con respecto a los sistemas constructivos tradicionales de la vivienda popular en Colombia.