CONJUNTO “CERRITO” 50 VIVIENDAS PARA JUBILADOS

BAQ 2004
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
URUGUAY
JUAN M. PAZOS, JAVIER OLASCOAGA, ANDRÉS SOUTO.

Se trata de un conjunto de viviendas promovido y financiado por el Estado uruguayo, en el marco de una política de construcción de viviendas para jubilados, desarrollada con intensidad entre los años 1996 y 2002.

Como sucede con frecuencia en emprendimientos estatales, adjudicados por un sistema de Concurso de Proyecto-Precio-Terreno, las bases y pliegos de condiciones son muy rígidos en aspectos como: áreas, tipo de viviendas, materiales, condiciones constructivas, costos, etc.

Generar arquitectura, superando la mera “solución técnica a un estado de necesidad”, en el marco de estas limitaciones constituye un estimulante desafío proyectual.

Las viviendas se organizan en un bloque de Planta Baja y dos Pisos, ubicado en la parte alta del terreno, que tiene frente a tres calles y un fuerte desnivel hacia el fondo.

El bloque, paralelo al lado mayor del predio, contiene un núcleo central de circulaciones verticales, a partir del cual se desarrolla una doble crujía de apartamentos. Se ubican escaleras adicionales en los extremos de las circulaciones horizontales.

Por razones económicas era necesario utilizar un único ascensor, lo que dio lugar a que las circulaciones horizontales adquiriesen gran longitud. En consecuencia, se las concibió como espacios con cierto grado de interés, de dimensiones variables, iluminación natural a partir de varios puntos y conexiones visuales en vertical.

La variación de dimensiones “tensiona” la fachada sobre la calle Juan Acosta con un gesto expansivo, que modifica las posiciones relativas de los pórticos que la componen. Se obtiene así un efecto a la vez unitario, por la curva general que se conforma, y de asociación de partes, que hace referencia a la ley de conformación básica de la fachada de la manzana urbana.

La doble crujía del bloque supone un tipo de apartamentos mono-orientados, que resulta  adecuado en virtud de que se trata de unidades de un dormitorio.  La orientación de las mismas es Oeste-NorOeste y Este-SurEste, superando todas el asoleamiento mínimo exigido por las bases. Las unidades orientadas al Este-SurEste son menos, y compensan su menor asoleamiento con magníficas vistas de la Ciudad.

El tipo utilizado es el mismo, excepto en los extremos del bloque, donde se utilizaron otros dos tipos diferentes a efectos de conformar el remate. En la fachada sobre la calle Juan Acosta, el tipo de apartamento básico sufre pequeñas modificaciones diferenciales por causa de la “deformación expansiva” de la planta.

En el sector central de la planta baja se ubica el Salón de Usos Múltiples, con una proyección exterior hacia el patio interno del edificio. Este espacio exterior, por efecto de la topografía del terreno es una terraza, con vistas a la ciudad, y se manifiesta como un volumen importante que complementa la organización tridimensional del conjunto.

Los espacios exteriores están dotados de un sistema de caminería, escaleras, rampas, y una cancha de bochas, ubicada en una plataforma adicional que se genera en el predio.