CONSTRUCCIÓN DE 16 VIVIENDAS DE QUINCHA MEJORADA MODULAR para damnificados del Terremoto del 15 de agosto de 2007 en lca, Perú.

BAQ2008
CATEGORÍA HÁBITAT SOCIAL Y DESARROLLO
PRIMER PREMIO BIENAL
PERÚ
MARÍA EUGENIA LACARRA CÓRDOVA

En agosto de 2007, se produjo un terremoto de una magnitud de 7,9 grados en la escala de Richter El epicentro se localizó en el mar, a 60 Km. Al oeste de Pisco en el departamento de lca (a 167 kilometres al sur de Lima) Se trata del sismo más fuerte que Lima y las ciudades aledañas del sur han sufrido en los últimos 50 años. El Instituto Nacional de Estadística e informática del Perú (IMEI) dio a conocer que el terremoto dejó 5.595 muertos, 318 desaparecidos y 2.800 heridos graves. 75.861 casas fueron destruidas y cerca de 93.000 viviendas fueron afectadas. Las zonas más golpeadas fueron las provincias de Pisco, Chincha e Ica (departamento de lca); Canete y Yauyos (departamento de Lima). Tras el desastre, numerosas familias se quedaron sin vivienda, problema fundamental que preocupaba a la población damnificada, que sobrevivió y aún sobrevive, de manera muy precaria e incluso en situación de riesgo. Por lo tanto, era necesario emprender acciones al respecto de una manera inmediata pero coordinada, entre todas las partes involucradas. Los sectores más afectados por el sismo fueron las áreas marginales periurbanas y rurales, en parte debido a la composición de las construcciones (60% y 80% respectivamente de viviendas de adobe), y a la falta de cultura de prevención y políticas de ordenamiento urbano. Con este proyecto se pretendía impulsar el mejoramiento de las condiciones habitacionales de la población afectada, mediante la construcción de un prototipo de vivienda sismorresistente, con tecnología alternativa y de bajo costo, con participación de la población afectada y como semillas de un desarrollo sostenible y comunitario. Cada vivienda tiene un beneficiario directo que aporta su trabajo como mano de obra no cualificada, capacitándose en la técnica de quincha mejorada. Este tipo de vivienda se diseñó pensando en que su implantación sea en zonas vulnerables. y para la población más desfavorecida, que menos ayuda recibió en subsidios del estado o de la cooperación internacional.

Vivienda de quincha mejorada modular. LA SOLUCIÓN DE VIVIENDA ADOPTADA PRETENDE DAR RESPUESTA A:

  • Características climáticas de la zona: temperaturas cálidas y escasez de lluvias.
  • Población a la que van destinadas: personas de bajos recursos económicos con cinco miembros de media en cada unidad familiar.
  • Sistema constructivo: con materiales propios del lugar, sismorresistente y fácilmente replicable. Sistema flexible que permite adaptar la vivienda a diferentes tipos de lotes.
  • Configuración espacial: flexibilidad en la distribución de los diferentes ambientes para una mejor adaptación a las necesidades de cada beneficiario.
  • División del proceso constructivo: dividido en etapas con participación de mano de obra no calificada. Método adecuado para sistemas de autoconstrucción y reconstrucción después de desastres.

SISTEMA CONSTRUCTIVO: El sistema de construcción en base de quincha mejorada modular es una alternativa económica y segura, con múltiples ventajas sobre otras modalidades tradicionales de construcción. El conjunto estructural posee gran solidez y a la vez flexibilidad inigualable para absorber la fuerza sísmica. Es un sistema que aprovecha el conocimiento ancestral en el uso de la caña y el barro.

VENTAJAS DEL USO DE LA QUINCHA MEJORADA:

  • . Es sismorresistente: sólida, flexible, ligera de peso y con buena cimentación. Es la más apropiada para suelos de poca capacidad portante.
  • Es sencilla de hacer: el proceso constructivo es simple, de fácil aprendizaje y usa los recursos de cada zona.
  • Es adaptable: acepta múltiples alternativas en el uso de diferentes materiales para muros y techos: barro, caña brava, carrizo, guayaquil, chanta, eucalipto, tejas, calaminas, etc.
  • Económica: bajo costo y resiste mucho más que otros sistemas. Además, al confeccionarse en el lugar se evita el desperdicio de materiales.
  • Es participativa: permite que la población beneficiada se incorpore en todo el proceso de ejecución, haciéndola replicable.
  • Es modular facilita la construcción progresiva de la vivienda, según la disponibilidad de recursos económicos.
  • El sistema de quincha mejorada: Integra experiencias de construcción tradicionales con nuevos aportes derivados de investigaciones modernas. Necesita un mantenimiento posterior para protegerlo de los agentes nocivos como los insectos, la humedad y el agua, medidas de reforzamiento y reparaciones.

DESCRIPCIÓN PROYECTO ARQUITECTÓNICO: El diseño de la vivienda se ha basado en un estudio de la cultura habitacional de esta zona del sur peruano, favoreciendo el confort interior mediante el sistema de ventilación cruzada, y buscando una estética exterior acorde con la tipología local. Una vivienda de bajo coste no está en conflicto con una vivienda arquitectónicamente de calidad, donde sus moradores habiten de una manera digna, cómoda y segura. Se han desarrollado tres modelos de vivienda, manteniendo siempre un esquema común (el sistema lo permite), para una mejor adaptación a los diferentes terrenos donde se han implantado. Los muros están conformados por paneles modulares que se distribuyen por toda la vivienda, permitiendo mayor flexibilidad y facilidad de montaje en su disposición. El acceso a la vivienda se produce a través de un espacio exterior cubierto, junto a un pequeño jardín que rompe la continuidad de la fachada, creando un retranqueo del volumen. Todas las tipologías mantienen la disposición del espacio común y centro de la vivienda (salón comedor), la cocina y el baño (pared de separación entre ambos que alberga todas las instalaciones), distribuyéndose las habitaciones al fondo.

SELECCIÓN DE BENEFICIARIOS: El personal de la Fundación Casas de la Salud realizó una selección de beneficiarios priorizando a las familias de más escasos recursos, madres cabezas de familia y personas enfermas de tuberculosis, sida, desnutrición. Catorce de las dieciséis familias beneficiarias se encuentran en el Pueblo Joven Señor de Luren. Dicho asentamiento, creado a raíz de la invasión de los terrenos, se encuentra en una zona muy vulnerable por la mala calidad del terreno (muy arenoso, al pie de las dunas) y por escasez de agua. Requisitos para ser beneficiarios de esta donación es la posesión del título de propiedad del lote. Previamente al inicio de las obras cada familia fue dotada de un expediente que constaba de: planos, explicación gráfica de la tecnología con fases de construcción, y un anexo fotográfico. El equipo técnico del proyecto realizó una visita de inspección de los terrenos para una mejor adaptación del prototipo de vivienda inicial a las dimensiones de dicho terreno.