CONTENEDORES FRANCESCHI

BAQ2018
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
COSTA RICA
Autor: Francisco Vásquez May. Colaboradora: Rebeca Chang Ugarte.

Contenedores Franceschi, es un proyecto que nace del corazón de una familia preocupada por el medio ambiente, ubicado en un terreno colindante con el cañón del Río Uruca, en Santa Ana, al oeste de San José, Costa Rica. 

La premisa era crear 3 unidades independientes, de bajo costo y bajo impacto con el entorno, que respetara la privacidad de la casa existente, a partir de contenedores de carga “high cube” de 40 pies, los cuales ya habían cumplido su vida útil de operación. Se partió por ubicarlos de manera estratégica en el predio disponible para lograr ventilación y luz natural en todos los aposentos, el primer nivel comprendido por el área social, es proyectado hacia el patio posterior por medio de un deck, el segundo nivel orienta el espacio interno hacia el sur, aprovechando la vista espectacular a los cerros y el cañón del río, buscando siempre la posición más favorable con respecto a las condiciones físicoambientales del sitio, para asegurarnos el confort de los habitantes, manteniendo una huella de intervención compacta y permeable, ya que la estructura se diseña elevada sobre pilotes con el fin de intervenir lo menos posible el terreno y de ésta manera permitir que el suelo respire y absorba las aguas pluviales.

El buen manejo de los recursos fue clave en este proyecto, aprovechando al máximo todos los materiales disponibles localmente, respetando su naturaleza y modulación. Con el fin de generar el mínimo de residuos posible, se utilizaron maderas de plantaciones certificadas, calentadores solares, pinturas y barnices a base de agua. El sistema de aguas negras utiliza una fosa séptica de doble etapa con un filtro que permite el tratamiento de todas las aguas residuales que son luego drenadas al terreno.

Las estrategias pasivas de climatización para evitar el uso de aire acondicionado se centraron en la ventilación cruzada por medio del sistema de ventanería, disponiendo de aperturas en lados opuestos de todos los aposentos, además la cubierta genera un espacio vacío y ventilado entre ésta y el techo del contenedor, permitiendo el escape del aire caliente. Se aplicaron también pinturas ecoamigables que funcionan como aislante térmico, las cuales reducen considerablemente la transferencia de calor en las superficies metálicas.

Al ser unidades con espacio reducido, el diseño es conceptualizado y personalizado con detalles como mobiliario móvil en las áreas sociales y paredes con doble función, logrando espacios flexibles y adaptables a las distintas etapas y eventos de la vida.

Los residuos que generaban materiales como la madera y el metal se utilizaron en la elaboración de muebles, lámparas y puertas, las piezas pequeñas del contenedor se reutilizaron en objetos como los pasamanos, jaladeras, papeleras, jardineras y pañeras, lo cual le da un fuerte carácter al proyecto.