CREMATORIO DE MATANZAS

BAQ2018
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
CUBA
Autor: Ramón F. Recondo Pérez. 

El  Crematorio de Matanzas, responde a la necesidad e interés gubernamental de construir crematorios para humanos en cada una de las capitales provinciales de Cuba. Ésta inversión brindará nuevos y necesarios servicios a la población matancera con óptimas condiciones higiénicas ambientales, y es compatible con las acciones previstas en el Plan General de Ordenamiento Territorial y Urbano – PGOTU de la Ciudad.  

El edificio principal, volumétricamente simple, con perforaciones geométricas en los vanos y movimiento en sus cuatro fachadas, tiene su foco visual, en el volumen más próximo a la Carretera Central, el paramento vertical identitario y el elemento formal de cubierta triangular que jerarquiza el acceso principal y se repite en la garita de control y el conjunto cisterna-tanque elevado. Este manejo geométrico, utilizado en el diseño estético perceptivo de la obra y expresado en la volumetría general de la edificación, hace uso de la línea ascendente en los volúmenes de mayor altura, y se complementa con la composición artística, trabajada con racionalidad en los espacios, simulaciones, enchapes, uniformidad en el diseño de la carpintería y terminaciones en general.

El edificio se presenta y realza no solo con el cuidado en el diseño de las obras técnicas complementarias, sino también con la utilización de la vegetación en su doble función, estética y de protección visual y de ruidos.

En la conceptualización del pan general, además de lograr una marcada diferenciación de funciones se ha tenido en cuenta lograr la más adecuada de las orientaciones. Se ha trabajado en la integración y enmascaramiento visual de los sistemas técnicos y en el logro de la privacidad del acceso de servicio. Se ha tenido en cuenta cumplir con los requerimientos medioambientales y de calidad de vida que deben primar en toda obra social, para lo cual se ha conceptualizado un patio interior como área de estar y espera, donde la vegetación proyecta sombra, refresca el ambiente, sirve de barrera contra los ruidos y permita la ventilación cruzada. También se cumple con la normativa vigente de eliminación de barreras arquitectónicas. 

El sistema constructivo es mixto, muros de carga de bloques de hormigón de 200 mm, entrepisos, cubiertas con elementos prefabricados de vigas y losas rectangulares de fibrequén de 450 x 900 mm; fundamentado en la utilización de técnicas locales sustentables.

La fundamentación y conceptualización de esta obra ha sido novedosa, de rigor y de calidad, y si hay que cuantificar beneficios vale la penar señalar que el mismo logra: Insertar una nueva edificación en una parcela no comprometida con edificaciones colindantes, pero sí con el paisaje, lo mejora, beneficia y jerarquiza. Se creó un icono visual arquitectónico para la ciudad, con condiciones físico-ambientales adecuadas, reduciendo los costos generales de inversión. Estamos en presencia de una edificación funcional, estética, económica y medio ambiental.