DESAFIANDO A LA CIUDAD LETRADA

BAQ2018 
TEORÍA, HISTORIA Y CRÍTICA DE LA ARQUITECTURA, URBANISMO Y EL PAISAJE
ECUADOR
AUTORES: Christian Hernán Contreras-Escandón, Antonio di Campli, Giovany Albarracin Velez

Desafiando a la ciudad letrada. Formas antagonistas de urbanismo en América Latina

El libro argumenta la necesidad de restablecer formas de pensar específicas al margen de una condición de colonialidad, una invitación a repensar las condiciones del hábitat urbano en América Latina. Sin ser su objetivo declarado, el libro evidencia con sutileza la naturaleza de colonialidad de las ciudades Latinoamericanas; el ensayo tiene dos momentos (fragmentos), que permiten abordarlos de forma indistinta, de hecho, esta reflexión inicia por el final.

En este fragmento segundo, el autor establece un objetivo claro, desvelar la p

 

osición sumisa y funcional frente a una teoría urbana “occidental”, que es asumida como verdad absoluta por parte de la comunidad latinoamericana; cuestionando la posición de resistencia, rebelde e incluso innovadora del arquitecto latinoamericano como “bandido social” que no hace mas que reafirmar una producción socio-espacial con intereses y visiones neoliberales incuestionables. En este contexto, la manera de pensar y entender la ciudad, trae consigo por lo menos dos consecuencias que tienen un peso decisivo en la construcción de la ciudad Latinoamericana contemporánea.

La primera y que se articula con lo anteriormente expuesto sobre colonialidad, tiene que ver con la idea de normalidad, asumidas por ciertas élites que hacen ciudad, donde los ideales y aspiraciones de la ciudad deben enmarcarse dentro de las posiciones lógicas hegemónicas que dictan ciertas minorías y que, según Michel Foucault, establecen “códigos urbanos”, que se manifiestan en la ciudad de manera arbitraria y homogenizante, afectando de manera contundente en la experiencia urbana de las personas que allí viven, en especial, de quienes no manejan estos códigos hegemónicos, o no están bajo la condición de “normalidad”. Esto ha influenciado en la construcción de la ciudad “Deseada” mas que de la ciudad real; basta mirar las intervenciones en los espacios públicos, que bajo pomposos nombres de regeneración o reconversión, terminan limpiando el espacio y por lo tanto, expulsando y segregando a varios de sus actores sociales, bajo principios eurocentristas, posmodernistas donde lo estético esta sobre lo social.

La segunda, cuestiona la idea globalmente posicionada de la resiliencia, que insiste en mirar a la ciudad como un sistema que frente a una perturbación debe ser capaz de recuperarse lo antes posible, para que otro sistema de corte económico (sistema capitalista), no sufra sus consecuencias, es aquí donde el aporte del libro resulta fundamental, invitando a urbanistas y arquitectos a no limitarse a negociar ciudades gobernadas por un matrimonio entre persistentes valores de colonialidad e intereses y visiones neoliberales incuestionables.

El otro fragmento, recorre Latinoamérica de la mano de una “Generación de radicales”, que dotados de gran entusiasmo, creatividad e innovación presentan un camino alternativo para esbozar otra ciudad posible, donde las desigualdades se acortan. En este contexto, observa varios proyectos innovadores que comparten un común denominador, un mínimo de recursos con los que tienen que afrontar cuestiones esenciales de la ciudad en situaciones de gran inestabilidad y complejidad. Joan Busquets y Felipe Correa denominan “Maniobras tácticas” a estas formas de actuación en que las personas crean espacios en entornos definidos por estrategias dictadas por élites o poderes hegemónicos. Siendo este, otro aporte de este ensayo. Es el caso del transporte colectivo tanto en Caracas como en Medellín, vistos como una infraestructura social, capaz de articular fragmentos de ciudad caracterizados por la segregación social; pudiendo ser este nuevo enfoque que otorgue una base sólida para construir sociedades mas justas, ambientalmente sostenibles y socialmente inclusivas.