DR ATL 247

BAQ2018 
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
MÉXICO
AUTOR: Loreta Castro Reguera Mancera, José Pablo Ambrosi Cortés.

La Ciudad de México necesita 40,000 nuevas viviendas/año debido a la transformación de los núcleos familiares, donde los jóvenes en búsqueda de su autonomía salen de la casa de sus padres. Como respuesta a esta situación se implementó un programa de re-densificación de los distritos centrales. Dr.Atl 247, Col. Santa María la Ribera, es producto de dicho programa. En un predio de 524 m2, donde se ubicaba un taller mecánico, se edificó un proyecto de uso mixto con 1360 m2de construcción en tres niveles. El proyecto toma en consideración algunos de los grandes problemas a los que se enfrenta esta megalópolis y, desde su escala pequeña, los aborda:

1. Favorece la transformación de la ciudad hacia una urbe densa y compacta, proveyendo a sus habitantes de opciones para ocupar las áreas centrales. En este sentido, se brindan catorce departamentos de 42 y 63 m2 que, aunque se encuentran dentro del mercado en cuanto al costo por m2, su tamaño los hace accesibles a un amplio rango de la población. El edificio de usos mixtos contempla cuatro locales comerciales en el primer nivel.

2. Funciona como una infraestructura para la regulación de agua pluvial, optando por incluir sistemas sustentables para el manejo de este líquido. Todas las azoteas y espacios abiertos interiores son captadores de lluvia. Este líquido se conduce a grandes áreas de cisternas ubicadas en los sótanos para después usarlo en el abastecimiento de muebles sanitarios. El edificio regula las lluvias torrenciales, mitigando el estrés al que están sujetas las tuberías del sistema de drenaje y planteando soluciones para uno de los problemas más grandes que enfrenta la Ciudad de México.

3. Con el objetivo de favorecer el diálogo entre el espacio público y el privado, el proyecto introduce una secuencia de espacios abiertos interiores que se entretejen con los espacios exteriores. Se plantea un ritmo compuesto por corredores cubiertos y patios descubiertos. Éstos, además de ser percibidos de manera concatenada desde la calle, proveen de iluminación natural, ventilación y áreas de estar a los diferentes departamentos, planteando una sucesión que ordena el proyecto en escala y privacidad.

4. La disposición de las unidades de vivienda en el predio responde la necesidad de maximizar la luz natural y las vistas. Se optó por crear unidades con frentes cortos (3m) pero con profundidades de entre 7 y 10 m. Así, se crean una serie de piezas con las que posteriormente se pueden componer volúmenes que permiten departamentos de uno o dos niveles. Este esquema hace posible que la mayoría tenga vista hacia la ciudad y que, aquellos que no la tienen debido a la forma irregular del terreno, puedan albergar patios.

5. La calidad del proyecto se rige por el principio de “austeridad material-riqueza espacial.” Está construido con los materiales más comunes en la Ciudad de México: muros de tabique prefabricado, losas de vigueta y bovedilla, cancelería de aluminio anodizado, aplanados de cemento-arena, loseta de barro y cerámica, y pintura. La calidad arquitectónica surge a partir de reflexionar sobre la orientación, la ubicación de los espacios abiertos, la escala y proporción delos volúmenes, la iluminación natural y la vegetación.