EDIFICIO COMERCIAL JOAO MOURA

EDIFICIO COMERCIAL JOÃO MOURA. 004

BAQ 2014
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
BRASIL
LUA NITSCHE, PEDRO NITSCHE

El proyecto presenta algunas cuestiones importantes tanto en el aspecto urbano cuanto en los aspectos de la cualidad del espacio y de la optimización del terreno:

El proyecto saca partido de la topografía, aprovecha la posición estratégica del terreno en relación a la ciudad, y pone la arquitectura como protagonista para valorar el metro cuadrado construido y conferir nuevo aspecto al espacio de trabajo corporativo.

El terreno esta emplazado en la calle João Moura, en el fondo del valle por donde pasa la Av. Sumaré. La calle João Moura es una importante conexión entre los barrios Vila Madalena y Pinheiros. Para el que pasa por la Av. Sumaré, el edificio tendrá una presencia significativa. Por eso buscamos enfocarnos especialmente a la fachada lateral norte y desarrollarla como un gran panel, composto por aberturas y por mamparos coloridos. Para quién pasa por la calle João Moura, el piso de acceso esta recuado 10m de la alineación frontal, el doble de lo necesario por ley, garantizando así un respiro para la calle y resaltando la recepción que avanza en dirección a la calle.

El proyecto también saca partido de la topografía accidentada del terreno y acomoda la construcción de manera sutil, dispensando movimento de tierra o excavaciones, incluso para los ambientes subterráneos.

Son determinados dos espacios colectivos importantes: la entrada descrita arriba y el piso de la plaza de utilización común en la cuota del fondo del lote (+12m). La plaza es la continuidad del jardín de los fondos, y promueve la conexión total del lote en un único plan. Los fondos del terreno están conectados con la escalinata de acceso a la calle Cristiano Viana.

Otra característica importante del proyecto es la relación entre el área construida y la distribución de los espacios y terrazas. El proyecto no utiliza el máximo potencial constructivo permitido por ley, y deja a cargo de la Arquitectura la valoración de las áreas construidas:  los ambientes son amplios, con 2,7m bajo el forro; las vigas son pre-tensadas y chatas; los pilares enmarcan la fachada; los cierres son independientes y las plomadas son periféricas y “rociadas”. Esas características garantizan gran flexibilidad de uso y cualidad espacial. El edificio también dispone de terrazas con distintas dimensiones, que cualifican los conjuntos y, como dicho al principio, confieren nuevo aspecto al espacio de trabajo corporativo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *