EL CONTENEDOR COMO RECURSO ARQUITECTÒNICO

EL CONTENEDOR COMO RECURSO ARQUITECTÓNICO. 002

BAQ 2014
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
ECUADOR
GABRIELA BEATRIZ BARRAGÀN ORDÒÑEZ

El proyecto nace en un proceso de búsqueda de elementos no convencionales que han sido desechados en la ciudad, y que a su vez tengan la facilidad de ser transportados de un lugar a otro sin afectar al entorno en el que se emplacen. Bajo estos parámetros se analizó el contenedor, elemento metálico a gran escala y de medida estándar, que luego de su vida útil no puede usarse más como medio de traslado mercantil ya que su valor intrínseco desaparece, siendo un elemento de gran magnitud, en este caso de 20 pies, una vez reciclado y reutilizado se lo tomó como único recurso capaz de generar un nuevo espacio y uso en la ciudad.

Se encuentra emplazado en el campus central de la Universidad Estatal de Cuenca, junto a la Facultad de Arquitectura y Urbanismo. El diseño se rigió por condicionantes muy concretas: medioambiental: reciclaje y reutilización, respeto al entorno: visuales del sector potenciando la relación del contenedor y la vegetación, transporte y emplazamiento, modular: siendo un recurso en donde se desarrollan algunas funciones, cada elemento que lo componga debe calzar a la perfección, constructivo: adaptar sistemas constructivos del medio a este recurso de origen industrial.

La planta se divide en 4 módulos iguales, dos son usados para el área de preparación de alimentos y almacenaje, el tercer módulo como área de circulación y el cuarto módulo como área de estar, siendo un espacio reducido hacia el interior y con la intención de mantener una continuidad visual hacia el exterior con la vegetación existente, se prolonga esta planta hacia la apertura de las caras de mayor longitud del contenedor, convirtiéndose en dos decks con planchas metálicas antideslizantes para el tránsito, en donde se guardan las mismas relaciones de 4 módulos.

La parte constructiva está íntimamente ligada al diseño, el contenedor se encuentra elevado respecto al terreno a través de unas vigas pretensadas, evitando contacto directo con el suelo, y a su vez de una oxidación inmediata del mismo, además con la diferencia de altura existente, se aprovechará para la adecuación de instalaciones sanitarias y eléctricas. Siendo un elemento metálico, fue importante pensar en el aislamiento térmico, ya en la apertura de las grandes caras se pudo tener una fluidez en la corriente de aire, pero a su vez, se consideró el gypsum como elemento en el cielo raso cumpliendo la función de soportar las instalaciones eléctricas y disminuir el calor que generen las mismas hacia el contenedor, éstas placas se encuentran separadas entre ellas evitando posibles trizaduras al momento de su traslado, guardando la misma relación inicial.

El mobiliario diseñado tiene la capacidad de almacenarse al interior luego de su uso, el mismo que responde a proporciones, pasando por una línea horizontal central imaginaria, en donde la mitad inferior marca las funciones de bar-cafetería, mientras que la franja superior permite la continuidad visual, en donde la vegetación existente, servirá como cortina para amortiguar efectos como el ruido, la contaminación y la radiación solar, proporcionando un ambiente idóneo para habitar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *