ESCUELA DE INICIACIÓN ARTÍSTICA

BAQ2018
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
MÉXICO
Autor: Omar Germánico Martínez Ayala. Colaboradores: ORIGEN 19º41’53»N | Omar González Pérez, Hugo González Pérez, Hugo Saev, Fernando Mora Serrano, Mariana Stephanie Cruz Zapata, Luis Villa Alfaro, Mario Alejandro Álvarez Segundo, Marco Antonio Calles Ríos.

Es un edificio regular de bloques de concreto prefabricado aparente y ventanas verticales de metal-vidrio, para la enseñanza, práctica y presentación de las artes visuales, escénicas y la música. 

Conteniendo un programa que abarca espacios como auditorio de usos múltiples, área de exposición, salón de artes visuales, salón individual de música, salón de danza, salones teóricos nivel principiantes y avanzados, un salón mixto, mediateca, áreas administrativas, vestidores y servicios, la Escuela de Iniciación Artística plantea un Programa Unificado evocativo de la metodología Kahniana donde los salones y espacios complementarios se organizan como espacios servidores alrededor de una zona central integradora donde el espacio reúne la gradería de espectadores, el auditorio de usos múltiples y un área expositiva.

La organización funcional del edificio gana en eficiencia y posibilidades de relación de los espacios, la condición radical de hacer vestibulación con elementos programáticos jerarquizados une el uso y la circulación, permitiendo una Meta Zonificación donde el espacio unitario es dual al ser programático y circulacional aprogramático según se le vea, o mejor dicho según sea quién lo use o lo recorra.

La iluminación natural del edificio es mixta, el espacio central unitario se ilumina por un gran lucernario cenital de 100 m2. La otra fuente generadora de luz es un sistema sincopado de ventanas verticales de proporción 1:5 que establecen ritmos formales y luminosos que de manera metafórica evocan la armonía musical desde la objetividad concreta de la arquitectura.

El tema de una masa edilicia conformada por fachadas dinámicas de Fenestraciones Sincopadas que al igual de las notas musicales se alternan con los sostenidos y bemoles de un piano crean una sutil emancipación de la plástica arquitectónica dentro de un edificio funcionalista y austero resuelto con gran rigor.

La apariencia sobria e incluso modesta del edificio, establece una estratégica inserción dentro del contexto urbano de esa zona de la ciudad caracterizado por viviendas de interés social o edificios de auto construcción, logrando aparecer con una Austeridad Contextual.

La utilización de un sistema tradicional de construcción es una estrategia eficaz y coherente con un país y sus ciudadanos cuyos rezagos económicos, adquisitivos y educacionales son coadyuvados por edificaciones de esta calidad resuelta sin embargo con presupuestos limitados.

Una arquitectura austera que contribuye a la reconstrucción del tejido social. Si se piensa en las condicionantes tipológicas, en las economías precarias de un país en vías de desarrollo como México, la arquitectura de la Escuela de Iniciación Artística es coherente y se resolvió con fortuna, aunque evidentemente con dificultades.

Es un trabajo con rigor y con limitaciones que sin embargo no dejo de lado la experimentación, que se tuvo más alcance en las operaciones tectónica y constructiva que en la forma o la geometría del edificio.

Finalmente, esta escuela de Iniciación artística se avoca a la enseñanza de los niños por considerar que es la etapa primigenia ideal para la enseñanza artística, además de incunar la intención creativa en futuros artistas que tienen la ventaja de una perspectiva temporal amplia. Por ello, el espacio central, edificio, interior y micro manzana que aspira a ciudad, se convierte por su valor simbólico, como por su versatilidad funcional en un Teatro de la Luz y el Vacío, Arte Escénico y Arte Vital.