FORTES DE SÃO DIOGO E SANTA MARIA

BAQ 2018
CATEGORÍA REHABILITACIÓN Y RECICLAJE
BRASIL
AUTORES: Sidney Quintela, SQ+Arquitetos Associados

Basado en la dura experiencia de 1624/25, un período de invasión y ocupación holandesa, los portugueses trataron de fortalecer los puntos que habían demostrado ser vulnerables y ampliar el sistema de defensa de la ciudad. Construida inicialmente entre 1609 y 1613, en la ladera del Morro de San Antonio, en la antigua estructura del castillo de Pereira Coutinho, la arquitectura inicial del Fuerte São Diogo se amplió para servir de apoyo al Fuerte Santa María en la protección del único puerto seguro existente en la entrada a la bahía de todos los santos. Su plan original, diseñado por el ingeniero jefe Francisco de Frías Mesquita, se modificó a principios del siglo XVIII para seguir la línea de base de la colina y darle la estructura orgánica actual, inspirada en el modelo italiano de arquitectura militar.

El fuerte Santa María fue erigido poco después de la reconquista de Bahía, en 1652, cuando una flota de soldados españoles, italianos y portugueses intentó recuperar la ciudad de Salvador, ocupada por las fuerzas de la Compañía Holandesa de las Indias Occidentales. La construcción actual es el resultado de una reconstrucción realizada en 1694. Se desconoce la fecha exacta de construcción de este fuerte. Se puede afirmar que, durante la segunda invasión holandesa en 1638, ya existían los tres fuertes de la Barra, bajo el régimen de comando unificado. En forma de heptágono irregular, con cuatro ángulos salientes y tres entrantes, la barbeta y la caseta de control con dos pisos. Su diseño es también del tipo italiano y su construcción en mampostería de piedra y cal.

El Fuerte de Santa María fue recientemente objeto de un profundo trabajo llamado Diagnóstico de Fortim de Santa María, así como las prospecciones preliminares y el Anteproyecto de Restauración y Conservación en el 2009. Estos estudios respaldaron el Proyecto de Revitalización, Restauración y Accesibilidad, con adaptación del Fuerte para albergar un espacio cultural, realizado en 2014, por el arquitecto Sidney Quintela, para el Ayuntamiento de Salvador.

El fuerte de São Diogo estaba en buenas condiciones de conservación, necesitaba reparaciones debido al desgaste natural del tiempo y los problemas derivados del uso diario. El objetivo principal fue recuperar y adecuar las instalaciones existentes y diseñar un espacio abierto al público, donde la estructura física actual y el espacio creado para la exposición resalten aún más el atractivo turístico del lugar.

Como parte del complejo de la Barra de Salvador, junto al fuerte de Santo Antonio, ambas intervenciones tuvieron como objetivo aumentar y diversificar el complejo cultural y turístico en el puerto de Barra, uno de los más importantes de la ciudad. El espacio Pierre Verger de la Fotografía pasó a funcionar dentro del Fuerte Santa María, con imágenes producidas por profesionales bahianos, con énfasis en el fotógrafo y etnógrafo que le da nombre al espacio. El  Fuerte São Diogo hoy alberga el Espacio Carybé de Artes, un centro tecnológico de referencia de la vida y obra del artista.