GALERIA EDRON

GALERIA EDRON

BAQ 2018
CATEGORÍA REHABILITACIÓN Y RECICLAJE
MEXICO
AUTORES: Carlos Patrón Ibarra, Ana Patrón Ibarra, Alejandro Patrón Sansor, Estefanía Rivero, Joaquín Muñoz

Galería Édron es la 1ra intervención al antiguo edifico corporativo de Predeco, empresa que fabrica elementos y materiales constructivos. Édron es una marca de Predeco especializada en adocretos. El objetivo del proyecto era adaptar un espacio existente para exhibir sus productos. Sin embargo, la estrategia fue hacer una intervención más compleja en la que se pudieran mostrar otras formas de aplicar sus piezas, y cómo éstas podrían aportar al lenguaje arquitectónico y a la imagen urbana regional, así como resaltar su capacidad para generar experiencias sensoriales.

El edificio del que forma parte la Galería estaba subutilizado debido a una reubicación de las oficinas corporativas, cuyo uso se redujo a un punto de venta y a una oficina de auditoría que estaban dispersas entre sí. El proyecto incorpora una sala de exhibición a los espacios antes mencionados, y los concentra en un área más pequeña, liberando el resto de la construcción para una segunda etapa en la que se incorporarán nuevos usos.

La intervención consistió en construir 2 muros paralelos a las banquetas para lograr un espacio de transición entre el edificio existente y la calle a manera de atrio, en el que se distribuye el acceso a la sala de exhibición cerrada y a unas escaleras nuevas que llegan a la azotea (un área de exposiciones temporales al aire libre en la que se pueden realizar eventos nocturnos). En la azotea también se construyó la oficina de auditoría y un baño. El atrio cuenta con una fuente/jardín acuático que aporta sonido, atracción de aves y control natal de mosquitos. Desde este punto se ingresa a la sala de exhibición, un espacio versátil en donde se exponen los productos de forma museográfica, el cual convive con un mostrador, cajas de cobro, sala de espera, sala de juntas, oficina de gerencia y sanitarios.

Conforme se recorre el edificio se interactúa con los elementos que oferta la marca, con los cuales se realizó la totalidad del edificio. Éstos se aprecian en banquetas, estacionamiento, acabados en muros y pisos y mobiliario urbano. Destaca el adocreto rectangular con el que se formaron los muros que envuelven el edificio, aplicados con la lógica de los tabiques de barro, pero con un producto derivado de la piedra caliza que abunda en el territorio. Su despiece forma vacíos en zonas clave que permiten el paso de aire y luz natural al interior, protegen contra el vandalismo y rompen vientos huracanados. En interior se utilizó un estuco bruñido en muros y plafones. El piso interior es de concreto blanco desbastado. Todos los materiales de origen pétreo elegidos se utilizan de forma aparente para ahorrar en mantenimiento. Éstos contrastan con elementos en color negro que responden a la identidad corporativa.

El proyecto eliminó los cajones de estacionamiento sobre la avenida para la construcción de una banqueta transitable con mobiliario urbano, iluminación y vegetación endémica; y una plazoleta de acceso a la sombra de árboles existentes. Estas intervenciones aportan a la ciudad infraestructura urbana que favorezca los desplazamientos peatonales.