HORNO 3, MUSEO DEL ACERO

BAQ2008
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
MENCIÓN ECOLÓGICA
MÉXICO
GRIMSHAW & PARTNERS LCC,+ OFICINA DE ARQUITECTURA, INNOVACIÓN INTELIGENTE EN DISEÑO 

ANTECEDENTES:

En julio del 2005, tras ganar el concurso de propuestas de- trabajo, el equipo formado por Grimshaw Architects NY, y Oficina de Arquitectura obtuvo el encargo para el diseño arquitectónico de este centro de ciencia y tecnología, a ubicarse en el Alto Horno No.3, en la antigua Fundidora Monterrey.

Esta imponente estructura, cerrada en 1986, conservó sus elementos principales: horno, nave de vaciados, patio de escoria, y su complejo ensamblaje de estufas, sistemas de lavado y circulación de aire que lo hicieron funcionar, desde 1968 hasta el cierre de la planta.

ESTRATEGIAS DE ARQUITECTURA AMBIENTALMENTE RESPONSABLE

Desde su gestación, existió como agenda de proyecto la inclusión-de aspectos de sustentabilidad en el edificio: su diseño, elementos constructivos, ejecución y operación.

Particularmente, se concentró la atención en la especificación de los distintos sistemas de envolvente, buscando su mejor desempeño posible en sus propiedades de aislamiento, como

ensamblaje. El perímetro del edificio, por tanto, se trató con sistemas pre-fabricados de panel aislante. Los paramentos vidriados tienen una alta especificación de coeficiente de conducción.

Las cubiertas, que son los componentes que más radiación solar reciben, se trataron con materiales aislantes, y específicamente, el sistema de aislamiento de la techumbre de la Galería del Acero, que utiliza una cubierta verde, cuenta con un excepcional aislamiento otorgado por el espesor combinado del poliuretano y el sustrato para el crecimiento de las plantas del sistema.

La Nave de Vaciados cuenta además con un sistema de cubierta doble ventilada, en donde un primer ensamble de cubierta engargolada, aislada con poli-isocianurato rígido cumple la función de impermeabilidad y aislamiento, y es cubierta a su vez por un sistema de “tejas” metálicas que se colocan generando un espacio intermedio para la circulación del aire, incrementando el potencial de aislamiento de las capas inferiores.

Pasivamente, se protegieron los paramentos verticales y techumbres de la radiación solar directa, colocando parasoles y persianas como medio de control, tanto en fachadas críticas por orientación, o por la transparencia requerida. De este modo, se controla la luz difusa, y se protegen de la carga térmica solar los paramentos opacos de muro y cubierta, al tiempo que se provee de un espacio aislado entre paredes.

En términos de sistemas mecánicamente asistidos, se propuso la utilización de acondicionamiento mediante ventilación por desplazamiento, que es especialmente efectivo en recintos de gran altura, y donde se utilizan las propiedades físicas de los fluidos a favor de una estratificación de aire acondicionado, que se introduce al espacio con temperatura y velocidad moderadas, y que, en comparación a un sistema convencional de mezcla de aire, resulta ser considerablemente más eficiente, en términos de energía y desempeño.

La operación de la planta mecánica instalada se ha planteado, además, como un esquema innovador que puede funcionar con base a bancos de hielo que producen este refrigerante en las horas de menor demanda eléctrica, con el correspondiente impacto en costo; así como la función de utilización del 100% del aire exterior, lo cual hace eficiente la operación y mejora la calidad del aire interior de los espacios, en las temporadas intermedias, y donde las condiciones climatológicas lo permiten.

Con respecto a la conservación del agua, los sistemas hidrosanitarios se diseñaron para la recolección y re-uso de aguas grises, que son almacenadas en una cisterna tras un trata-miento adecuado. Esta agua se acumula con las aguas pluviales cosechadas, que se recogen de casi la totalidad de las cubiertas del edificio, y que se destinan a las necesidades mínimas de riego, aseo y torres de enfriamiento.