HOTEL MESON DE LA LUNA

BAQ2018 
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
MÉXICO
AUTORES: Mario Alberto Peniche López, Wilberth Miguel Santos Gamboa, Guilliani Pérez Barrera, Seydi Acosta Ibarra.
 

El Proyecto nace de la necesidad de ampliar El Hotel Mesón de la Luna, ubicado en una zona con un rápido crecimiento, particularmente en el área comercial y Hospitalaria.  El Hotel original contaba con cuarenta habitaciones y carecía de algunos servicios necesarios para su óptimo funcionamiento.

Se adquirieron unos lotes en la parte posterior del Hotel existente y se trataba de construir cuarenta habitaciones adicionales y dotarlo de los servicios tales como cafetería, cocina, Bar, Salones de Usos Múltiples; así como ampliar la recepción.

El Proyecto se plantea como un anexo del Edificio Original y se propone una imagen totalmente diferente, que responda a las condiciones del terreno, pero sobre todo a la idea de hacer un proyecto adaptado a nuestro clima y que expresara nuestro tiempo.  Partiendo de esta idea preliminar, se propone un anexo lineal conectado al edificio original por unos puentes y orientado al oriente por un lado y al poniente por el otro.  El poniente nos ofrece unas vistas interesantes a un parque existente, pero con las condiciones de asoleamiento propias de esa orientación, por el otro lado, nos ofrecia vista menos atractivas, pero con el beneficio de una mejor ventilación y asoleamiento solo por las mañanas.

El proyecto se resuelve entonces, con dos fachadas a base de cartelas verticales de diferentes dimensiones y elementos de barandales que contienen vegetación.  Esto nos permitió tener una facahada suelta al oriente, totalmente abierta a los jardines y ofrece al huesped cada mañana al salir de su habitación, una vista al sol tenue naciendo, así como vistas al jardín.  La otra fachada hacia el poniente, se integra a base de las mismas cartelas verticales y elementos horizontales con vegetación, pero dejando balcones que nos permitan minimizar el asoleamiento y permite disfrutar por las noches la rica vegetación del parque.

Los elementos constructivos están hechos con piezas prefabricadas a base de concreto blanco martelinado. El Edificio expresa con claridad el sistema constructivo, en el que podemos leer como la forma y la estructura se dan la mano y juntas cobijan la función, permitiendo al Edificio expresarse con gran fuerza por medio de una geometría interesante y muy clara.

Finalmente, el diseño de las fachadas contribuye a mitigar el impacto del asoleamiento, así como permite prponer una imagen verde hacia el exterior. Incluimos en el proyecto, el uso de la azotea, como un elemento adicional que permite disfrutan de las tardes y noches con una vista interesante de la ciudad y un clima benigno.

El proyecto se complementa con una alberca, así como jardines, estanques y terrazas, que permiten disfrutar el espacio exterior. La propuesta de ampliación se integra suavemente al edificio original, que, al leerse en esquina, permite distiguir con claridad ambos edificios, teniendo cada uno su personalidad.