INDIFERENCIA GRAVITATORIA

BAQ2018
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
ECUADOR
Autor: Paúl Chango. Colaboradores: Carolina Bravo, Ruptura Morlaca Arquitectura.  

Indiferencia Gravitatoria.

El deseo de habitar de los usuarios sobre un paisaje sereno, vasto y lleno de árboles, donde la naturaleza es capaz de evidenciar su grandeza, los ha llevado a identificar un lugar en el sector de Ricaurte en Cuenca-Ecuador, un sitio casi intacto que en las mañanas se despoja de una bruma característica de las montañas de la zona que flota sobre el territorio en pendiente, guiando la mirada hacia la copa de los árboles, las montañas y las nubes.

Trabajar con la pendiente natural del sitio permite observar a la arquitectura como un paisaje y a los edificios como sus montañas, generamos un territorio artificial, un paisaje dentro de otro para obtener una nueva geografía que se eleva para moverse entre las copas de los árboles, construyendo geografía más que arquitectura.

Esta geografía artificial permite que las áreas sociales se acerquen a los árboles, disfrutando de la visual, el viento y las sombras de la mañana, así mismo, estas se encuentran apoyadas en las zonas privadas; masas que evitan la radiación solar directa de la tarde y conservan el calor para el frío de la noche, todos estos espacios en plataformas y jardines se unifican en una promenade que sigue la silueta de la topografía, circulando en un lugar de sombras, exponiéndote a la altura de los árboles y desconectándote de una escala doméstica; terminando su recorrido en una planicie que te acerca a tocar la copa de los árboles alejándote de lo diario permitiendo contemplar el ciclo natural y encontrarse con sí mismos, traduciéndose en piedras y plantas.

En la forma de apropiarse del territorio al “no tocar el suelo” y no afectar la escala del lugar, se quiere que el elemento aparezca mínimo ante la altura de los árboles, eliminando toda verticalidad para no tapar el horizonte, de la misma forma, cerrando los espacios privados para evitar la incidencia del sol. Permite al usuario obtener la particularidad de observar y no ser visto, de otorgar privacidad para ocultar a quien habita, permitiéndole una vida profundamente libre al margen de toda moral y vigilancia social.

¿Cuál debe ser la primera impresión del sujeto con la materia?

Al llegar al sitio invadido por una bruma que por siglos a flotado en el imaginario de los sueños, donde el único espacio privado es la mente, hacemos que se exponga el pensamiento al encontrarse con una sola pieza ingrávida como una nube sobre ese paisaje sereno, donde sin embargo, la piedra es notablemente pesada y típicamente anclada al suelo, cargada de atemporalidad, ya que siempre estuvo en ese lugar, recortada por un umbral colorido como las polleras de las cholas cuencanas que te incita a pensar que te elevará al mundo de los sueños en materia levitada poseedora aún de masa, pero ya no de gravedad.

Llegando a crear una impresión ya no se ligereza sino de materia levitada, de indiferencia gravitatoria.