LABORATORIO URBANO SOSTENIBLE

BAQ 2018
CATEGORÍA REHABILITACIÓN Y RECICLAJE
ECUADOR
AUTORES: Gabriela Anker, Leppanen Anker Arquitectos

El proyecto consiste en la reactivación temporal de una casa preexistente para albergar un laboratorio de ideas que discuta sobre el desarrollo urbano sostenible de la ciudad de Quito. La casa, a rehabilitar, era originalmente un almacén de motos cuyo destino era ser derrocada para la construcción de un nuevo edificio de 32 pisos. La iniciativa del cliente fue aprovechar un lote “temporalmente vacío”, y brindar a la comunidad un espacio temporal de producción creativa y diálogo dedicado a diseñadores y arquitectos, estudiantes y profesionales. El tiempo de conceptualización, diseño y ejecución del proyecto de transformación arquitectónica duró 4 meses, de esta manera se aprovechó el tiempo de funcionamiento del espacio al máximo.

La intención arquitectónica por parte del equipo de arquitectura fue rescatar la geometría pura y aparentemente original de la casa y explotarla al máximo. A nivel volumétrico se partió la casa en tres dimensiones a través de dos planos, los cuales generaron una división del espacio en cuatro colores y un espacio neutral de circulación. De esta manera la intención fue dividir virtualmente los diferentes programas y usuarios que el laboratorio acoge y al mismo tiempo mantener un espacio físicamente abierto. El resultado es un espacio dinámico que fomenta el proceso creativo de las personas que lo ocupan.

Conceptualmente se buscó que el espacio tenga un alto impacto visual y performático. Es por esto que a nivel exterior se propone un pórtico a la entrada del proyecto cuya forma responde a la extrusión de la geometría de la casa hacia el espacio público. Este se compone virtualmente por un entramado de cuerdas de colores que salen de las transparencias de la casa. Así mismo, este actúa como un espacio convertible con distintas funciones, el cual dialoga directamente con el Parque La Carolina y la Av. de los Shyris; ambos elementos urbanos importantes con los cuales el proyecto se relaciona.

La decisión de materialidad responde a la intención de explorar técnicas constructivas atractivas, de bajo impacto ambiental (considerando la temporalidad del espacio) y de rápida instalación. El recubrimiento completo del interior de la casa con madera triplex permite una homogeneidad del espacio con gran calidez espacial. Cuatro módulos, organizados en dos combinaciones distintas, conforman el ritmo en las paredes interiores de la casa, optimizando de esta manera material y tiempo de fabricación. Se busco que una vez que la vida útil de la casa termine, el material pueda a ser reutilizado en otros proyectos o como herramientas dentro de la construcción del nuevo edificio.