MALECÓN DE ARROYO

BAQ2018 
CATEGORÍA DISEÑO URBANO Y ARQUITECTURA DEL PAISAJE.
PUERTO RICO
AUTORES: Eugenio Ramirez, Ernesto Rodríguez, Héctor González, Enrique Figueroa, Rafael Parés, Francisco Rodríguez-Ema, Edgardo Rivera, Luis Maldonado, María Julia Escalona.

El Malecón de Arroyo fue concebido como parte de un proyecto de Colaboración desarrollado por la Escuela de Arquitectura de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico y la Compañía de Turismo de Puerto Rico. Esta iniciativa, a través de toda la isla, propuso la revitalización de 6 malecones existentes deteriorados en 8 pueblos, de los 78 municipios de Puerto Rico. El proceso de diseño conceptual comenzó en la Escuela de Arquitectura de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico, donde estudiantes y profesores desarrollaron ideas conceptuales. Consecuentemente, se convirtieron en proyectos de política pública del Estado Libre Asociado de Puerto Rico.

Uno de los malecones a revitalizar era el del pueblo de Arroyo. Arroyo se encuentra en la costa sureste de Puerto Rico y está limitado al sur por el Mar Caribe. Eugenio Ramírez / ERERAS Arquitectos fue seleccionado para desarrollar los conceptos, diseñar y avanzar las estrategias del Malecón de Arroyo, fomentando la interacción entre la comunidad y la naturaleza, a través de la arquitectura y los enfoques urbanos. La intervención proporciona las características que lo identificarán como un hito para este pueblo.

Nuestro diseño considera la morfología urbana existente, la relación inmediata con el Mar Caribe y la reestructuración del espacio público para enriquecer la experiencia con el paseo marítimo. El concepto integra el diseño de un parque, ribera y escenarios culturales para proporcionar lugares que se abren, reconocen el mar y su puesta del sol del Sur. El diseño incluyó varias comodidades como un escenario, pabellones, y espacios para sentarse entre otros. La combinación de texturas: hormigón expuesto, diversos patrones de pavimentación y vegetación, mejoran la experiencia urbana. La circulación axial y las pasarelas se fusionan con la arquitectura y el diseño urbano, para integrar el contexto inmediato que consiste en algunos de los edificios históricos de Arroyo, algunas intervenciones menores previas y el escenario natural.

El proyecto se subdivide en varias áreas. En el Oeste, una tarima enmarca el espacio construido y natural con un voladizo de concreto con dimensiones de 10.7m x 10.7m y, al Este, cuenta con varios concesionarios de comida típica del lugar. Esta estrategia de diseño crea dos núcleos de actividad que interactúan entre sí y estimula la mezcla de usuarios entre estas dos zonas también esbozadas por la arquitectura y el Mar Caribe. El espacio de transición es un paseo generoso que proporciona acceso al muelle, que fue cuidadosamente diseñado para ser descubierto por los usuarios.

La arquitectura resultante es una solución específica y distintiva al paseo marítimo de Arroyo.

Durante la construcción, la Revitalización del Malecón de Arroyo proveyó nuevos trabajos de construcción, como lo hace ahora para los empleados en los restaurantes. Esto también ha permitido el crecimiento de la economía en Arroyo. Se emprendieron estrategias para revitalizar las áreas empobrecidas y no utilizadas dentro del alcance del proyecto. Las futuras intervenciones de diseño incluyen un hotel y una estación de tren ligero que servirá y se detendrá en la estación de tren ubicada en el proyecto.