MEMORIAL BANDERA DE LOS ANDES

MEMORIAL BANDERA DE LOS ANDES

BAQ 2012
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
ARGENTINA
EMANUEL FERNANDEZ, MERCEDES CASTRO, SILVIA SALUSTRO

El Parque Cívico que envuelve el sector administrativo y gubernamental de la Ciudad de Mendoza es un área verde consolidada desde mediados del siglo XX, ubicada en el extremo sur de la Ciudad como remate desfasado del eje norte -sur que atraviesa la Plaza Independencia. Sin embargo, el predio central, de 5 hectáreas, limitado por los edificios de la Casa de Gobierno y el Palacio de Justicia se encontraba deteriorado, con usos residuales y negaba la fachada principal del Edificio del Poder Ejecutivo. El programa contemplaba vincular el área comercial de la ciudad, desde calle Mitre y Pedro Molina con las actividades administrativas a través de una pasarela peatonal y equipar el parque para el desarrollo de actividades de ocio, recreativas, deportivas, culturales y turísticas. Dentro de los objetivos principales se encontraba recuperar los valores ambientales e históricos de la antigua Quinta Agronómica, con especies forestales centenarias y espejo de agua.

La Casa de Gobierno conservaba en su hall central la insignia que acompañó a San Martín y su Ejército en la Gesta Libertadora. En la década del 90 este espacio se ambientó para su conservación y dejó al edificio sin acceso principal.

Se propone entonces revalorizar el significado de  la Bandera del Ejército de Los Andes a través de un Memorial. Este edificio se diseña subterráneo, dando lugar a una Plaza Cívica sobre el prado que amplía la explanada existente de Casa de Gobierno y dilata su perspectiva. En esta superficie se expresan los aspectos simbólicos a través de dos muros de luz emergentes y la Llama Votiva del General San Martín y el Soldado de la Guerra de la Independencia.

El Memorial es el núcleo simbólico de este espacio público rehabilitado. En él se custodia la Bandera y los Estandartes Realistas. El edificio se propone como una placa que se desplaza para dar lugar al acceso a través de una única rampa que cambia paulatinamente el clima para acceder a la Sala de la Bandera. La rampa llega a una galería semicubierta que oculta detrás de una piel unificada de granito natural los diversos usos administrativos y servicios. Este material se interrumpe en el hall de acceso donde se encuentran los dos muros de luz emergentes con inscripciones históricas. Las Salas principales se revisten en mármol de carrara, granito y vidrio, materiales inertes y adecuados para la conservación de textiles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *