MOMA UIO

BAQ2018
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
ECUADOR
Autor: José Andrés Cevallos Mora. Colaboradores: Andrés Cevallos, Juan José Moreano, Boris Vélez. 

Ubicado a 2900 m.s.n.m. en el contexto urbano de Quito, MOMA-UIO parte de la necesidad de generar espacios de vivienda en núcleos urbanos ya establecidos. El lote de terreno donde se implanta tiene un área de 200 metros cuadrados, con un frente total de 10 metros lineales.

Las estrategias de diseño proponen crear espacios flexibles en espacios limitados. Esta área reducida condiciona la forma y función de la propuesta arquitectónica para generar soluciones de vivienda. La ubicación de la circulación vertical del proyecto permite maximizar el área de departamentos y potencia la vista desde los departamentos hacia los valles de Quito.

El programa arquitectónico divide claramente las zonas privadas de las zonas públicas. Las zonas sociales se ubican en la parte frontal del proyecto ayudando a crear zonas íntimas para descanso y zonas sociales para una relación hacia el parque exterior. El edificio es resuelto en cuatro pisos, generando cinco unidades habitacionales en altura, esta elevación está relacionada con la escala humana presente en el proyecto. El módulo de diseño se replica en las fachadas, generando una proporción natural de llenos y vacíos, que compone espacios habitables con un adecuado confort térmico y orientado hacia la iluminación y ventilación natural. El estudio del asoleamiento del proyecto aprovecha las ganancias producidas durante el día para lograr un adecuado confort térmico en las noches. El diseño genera espacios con sensaciones placenteras que aprovechan las ganancias externas e internas para una adecuada temperatura interior. La elección de los materiales de la envolvente del edificio, como el hormigón y la piedra, ayuda a que este calor acumulado permanezca en el interior de las viviendas. 

Los balcones permiten el ingreso de iluminación natural hacia el interior de los espacios. El uso de volados exteriores de hormigón en fachadas controla el ingreso de la iluminación natural no deseada durante el día. Estos criterios de iluminación fueron aplicados también en los parqueaderos del edificio ubicados en subsuelo, donde aperturas frontales y cenitales disminuyen significativamente el uso de luz artificial.

De la misma manera, los balcones y aperturas del proyecto permiten ventilar naturalmente los espacios. El tamaño de estos espacios semi-cubiertos y su relación con el exterior responden a criterios de ventilación natural. De esta forma, mediante la correcta disposición de aperturas laterales se logra una adecuada renovación del aire interior en viviendas y estacionamientos.

En relación al consumo de recursos, el proyecto cuenta con recirculación de agua en todos los pisos, lo que permite una mayor eficiencia en el sistema de calentamiento de agua. Esto sumado con equipos eficientes instalados en las viviendas, genera un ahorro estimado del 30% en la demanda de consumo de agua.

Para finalizar, durante la fase de construcción de MOMA-UIO se redujo el desalojo de tierra debido a la propuesta de bajar únicamente medio piso el nivel de parqueaderos. Esto ayudo a disminuir en un 50% el desalojo de tierra y desperdicios durante la fase de construcción.