NUEVO EDIFICIO SEDE DE LA AUDITORIA SUPERIOR DE LA FEDERACIÓN

BAQ2018
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
MÉXICO
Autor: Facultad de Arquitectura UNAM. Colaboradores: Juan José Astorga Ruiz del Hoyo, Guillermo Buchan López, María Magdalena, Zolezzi Suárez, Reyes Salvador Méndez Guadarrama, Adolfo Valdéz Ponce, Luis Alberto Osorio Esparza, Hugo Gutiérrez Gutiérrez, Benjamín Valdés Monroy, Karina Fabiola Siliceo Salvatori, Sergio Raúl Zermeño Pérez, Jael Noguerón Galicia, Carlos Buchan López, Milagros Adriana Ortiz Villalpando, Zaida Maricela Ávila Fuentes, Eduardo Javier Flores Delgado, Severino Campos Bravo, Paloma Guerra Alamán, Ariet Muriá González, Francisco Xavier Valdez Cisneros, Tayde Marcela Gómez Solís, Victor Hugo Navarro Pérez, Daniela Rodríguez Larracilla, Alejandra Nava Gómez, Elia Aldana Albarrán, Israel Estevané Castro, Citlalli Avellaneda Ramírez, César Olvera García, Fabiola del Carmen Pastor Gómez, Claudia Donají Jiménez Rodríguez, Laura Zazhil Rendón Zárate, Beatriz Cortés Navarro, Karen Jimena Robles Pardo, Armando Maravilla Ramírez, Nancy Obscura Lara, Marisol Quiroz Arce, Jaime Martínez del Campo, Fidel Náder Delgado, Jesús Mendoza Álvarez, Luis Alberto Cancino Velasco, Néstor Lugo Zaleta, Gustavo Guido Aniceto, José Diego Morales Domínguez, Alma Rosa Ortega Mendoza, Flora María Garza Vargas, Eduarzo Saad Eljure, Alejandro Fuente Aguilar, Eduardo Maurilio Ramírez Favela, Laura Martínez Herrera, Ana María Chávez, Max Cárdenas, Javier Ramírez Romero, Diego López Montiel.

La  Sede de la Auditoría Superior de la Federación, tiene como propósito fundamental optimizar el desempeño de las funciones de la institución al reunir en un solo edificio a la totalidad de sus colaboradores, anteriormente dispersos en la Ciudad de México.

El proyecto se estructura con base en cuatro directrices principales: respetar las características naturales del entorno, eficientar el trabajo en condiciones de confort, cuidar el medio ambiente y economizar medios en la construcción.

El edificio principal se compone de  15 niveles con una superficie de construcción de 65,000 m2 en cuatro estratos, el primero de ellos destinado a componentes públicos y de servicio, el segundo  a estacionamiento vehicular, el tercero a las oficinas y el cuarto a la terraza mirador, ubicada en la azotea del edificio. La construcción se basó en un criterio de racionalidad que minimiza desperdicios. La estructura presenta un sistema de elementos de acero y losas de concreto. Los materiales implementados son de alta duración. En términos de conservación y mantenimiento se diseñó un plafón abierto que permite el fácil acceso a las líneas de instalaciones.

En materia de sostenibilidad ambiental se implementaron diversas  acciones: 

Iluminación natural.

Los espacios habitables han sido resueltos con fachadas acristaladas con las que se obtiene iluminación natural durante la mayor parte del día, reduciendo el empleo de iluminación artificial, resuelta mediante sistemas LED que regulan la intensidad de la iluminación artificial en función de la luz natural disponible.

Ventilación natural.

El proyecto cuenta con un sistema de ventilación natural inducida a través de un flujo laminar, generado en el extremo inferior de las membranas acristaladas exteriores introducido a través de ventilas superiores practicables en su interior.

Envolvente térmica.

La envolvente se genera con un sistema de pantallas de vidrio exteriores adicionales a los canceles interiores que ayudan a regular la temperatura y permiten la ventilación natural aún en temporada de lluvia.

Acumuladores de calor.

Con el propósito de compensar la pérdida de Inercia Térmica derivada del empleo de acristalamiento, se incorporan en fachada colectores solares en voladizos perimetrales con los que se obtiene ganancia térmica cuyo propósito es desprender calor gradualmente hacia el interior.

Naturación.

En el interior de las oficinas se provee de espacios de altura múltiple con presencia de vegetación con los que se suaviza la artificialidad del volumen. La cubierta del edificio presenta una superficie naturada de 2400 m2.

Aprovechamiento de agua pluvial.

El agua de lluvia se cosecha en una cisterna pluvial para someterse a un tratamiento de potabilización con lo que se minimiza el consumo de agua potable.

Reciclaje de agua servida.

El agua servida del edificio se somete a tratamiento para su reutilización en los servicios sanitarios.

Aprovechamiento de materiales producto de la excavación.

La roca volcánica de la excavación se aprovecha como material para la construcción de pavimentos y muros en áreas exteriores.

Generación de energía.

El proyecto integra un sistema de paneles fotovoltaicos para generar energía eléctrica aprovechando la radiación solar ahorrando el cinco por ciento del consumo total.