OFICINAS DE PUBLICIDAD FAHRENHEIT DDB

BAQ2016
CATEGORÍA REHABILITACIÓN Y RECICLAJE
GANADOR INTERNACIONAL BAQ2016
PERÚ
MAYA BALLEN / PETER SEINFELD

Partimos de la comprensión que un edificio de valor monumental tiene varias capas de historia producto de múltiples remodelaciones a lo largo de los años y que nuestra intervención es una capa más en esa densidad.

La casa Apesteguia fue originalmente un rancho de un piso de adobe al cual se le añadió un segundo piso de quincha como área de recreo que luego se transformaría en un conjunto bifamiliar de renta. En el año 1986 el arquitecto Juvenal Baracco interviene la casona transformando el conjunto bifamiliar en 8 departamentos duplex con mezanines. Los departamentos se organizaron como un engranaje alrededor de un eje de circulaciones verticales ubicado en la crujía central, consolidando una triple altura que conecta todos los niveles de la casa.

El conjunto se convirtió luego en un hotel que estuvo semi abandonado hasta que lo compró la agencia de publicidad Fahrenheit DDB para sus oficinas. Si bien la casona estaba bien conservada y había sido intervenida con un proyecto inteligente e importante en su momento, el nuevo uso obligó a pensarla de una manera totalmente diferente. El mayor reto fue entender que la subdivisión de la casa en 8 departamentos hacía imposible un funcionamiento fluido de las dinámicas de trabajo y que resultaba necesario reorganizar el espacio en una sola unidad. Se desmontaron los mezanines y escaleras de madera revelando los espacios de altura original y se desvistieron los muros de quincha conservando los piesderechos de madera para lograr una espacialidad más fluida en el segundo nivel. Decidimos reutilizar el eje vertical creado por Juvenal Baracco como un vacío que organiza el espacio y plantear allí una escalera/gradería de estructura metálica que comunicara el primer y segundo piso. En la remodelación del 86 todas las circulaciones privadas de los departamentos se descolgaban como volúmenes autónomos en el vacío de triple altura. Era un espacio piranesiano entendido desde el resto, el intersticio, lo que queda entre los objetos descolgados. Pensamos que al cambiar de uso y necesitar una sola estructura espacial, este vacío de triple altura podía repensarse ya no como 8 circulaciones objeto introvertidas sino como 1 solo gesto/circulación extrovertido. Una gradería que literalmente ocupa el vacío y lo vuelve habitable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *