PLAZA CULTURAL CHAKI MAYLLAK PAMBA

BAQ 2018
CATEGORÍA HÁBITAT SOCIAL Y DESARROLLO
ECUADOR
AUTORES: Sofía Buitrón Obando, Juan Carlos Morales, Julio Saransig.

Ubicación

El proyecto  está ubicado en la comunidad de Angochagua perteneciente a la parroquia de Angochagua, este espacio antiguamente se encontraba en estado de deterioro.

Actividades:

-Rituales ancestrales.

-Rituales de matrimonio.

-Mirador hacia el Río Tahuando.

Área: 618.19 m2

El Proyecto

La respuesta a la problemática es el diseño y construcción de la plaza – cultural de la comunidad de Angochagua, basándose en los principios de cosmovisión andina y como nuestros ancestros se asentaron en esta zona, creando un espacio de encuentro y reunión espiritual, recordando los saberes ancestrales sobre la concepción del matrimonio y su relación con el elemento agua presente en la vertiente ubicada junto a la plaza. Logrando el rescate de identidad de la cultura Caranqui y su relación con el entorno que habitan.

Concepto

Los Caranquis uno de los señoríos étnicos del norte del Ecuador tuvieron la sabiduría de controlar los diversos pisos ecológicos conocidos como microverticalidad por medio de una infraestructura agrícola que les permitía relaciones de intercambio y el control de excedentes, los Caranquis también conocidos como señores de las tolas construyeron parte de lo que somos y nos pueden dar pistas para nuestro devenir como pueblo (Morales, 2014).

Una plaza de rescate natural  cultural

La plaza considera y expresa la simbiosis entre la naturaleza y lo espiritual. La implementación de especies arbóreas na vas consideradas como hitos energéticos importantes dentro de la cultura Caranqui y la combinación de diversos materiales, permitiendo la creación de una gama de matices en el piso hacen de este espacio un lugar armónico de contemplación.

Distribución

Un eje de circulación nos da la bienvenida a la vez que nos presenta las espacialidades que se desarrollan en su trayectoria lo cual nos permite tener una fácil lectura de las actividades que allí se desarrollan, por medio de caminerías que nos invitan a seguir recorriendo e ir descubriendo todos los espacios.

Se crea una franja perimetral de área verde para formar una transición de espacios gradual, calle – plaza.

Esta franja introducirá al usuario en la plaza con actividades y usos recreativos; en los cuales la presencia de elementos verdes y “duros” se equilibra.

Forma

Se diseña la plaza en base a dos núcleos principales los cuales están interconectados por una caminería de madera orientado según las líneas de los equinoccios 24%, esta línea nos da la pauta para ingresar a la zona de rituales.

Ya en la zona de rituales encontramos una fuente de agua en el centro que permitirá realizar las diversas actividades, y al contorno bordeando la pendiente se encuentra el mirador hacía el Río Tahuando y la comunidad de Angochagua realizado todo en madera.

Función

El parque se maneja en dos niveles: -0.15 y -0.05 m, estos unidos por círculos que rodean el área de rituales permitiendo que los espacios se encuentren rodeados entre sí, entrelazados por una misma forma.

Este proyecto es adecuado y accesible para todo tipo de usuarios.