PORTIMAO EDIFICIO CORPORATIVO

BAQ2018
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
ECUADOR
Autor: Esteban Duthan Páez. Colaborador: Shaell Duthan. 

El proyecto se encuentra ubicado sobre la Av. de los Shyris, uno de los sectores financieros más importantes de la ciudad. Es un lugar privilegiado, no solo en términos de ubicación y alta plusvalía, sino también en cuanto a la relación directa que se genera hacia “La Carolina”, generando puntos visuales hacia el parque y el resto de la urbe.

El partido arquitectónico empieza con la idea de generar un todo, el cual a partir de los usos se empieza a desfragmentar, separando inicialmente comercio de oficinas, generando un zócalo en planta baja que se vincula de manera permeable al espacio público. La necesidad de responder al contexto y visuales del predio, permite al “todo” iniciar un segundo proceso de sustracción donde se crea un gran espacio jerárquico de uso comunal/recreativo, el mismo que por su dimensión y calidad espacial empieza a relacionarse de manera directa con el parque, primero en formas visuales y después es el reflejo del verde del parque en el espacio mismo.

Al jugar con esta idea de sustracción de volúmenes, utilizando el positivo/negativo, como herramienta de diseño, se empieza a formar la volumetría total del proyecto, que en cada uno de sus puntos crea espacios de calidad para el usuario, relacionándolo directamente con el paisaje, reflejando en su gran piel de vidrio la naturaleza del parque como tal. Se utiliza el mismo concepto de positivo vs negativo, para controlar la entrada directa de luz en la tarde, usando diferentes tipos de vidrio en fachada; otra herramienta de diseño utilizada es la ventilación cruzada en oficinas para controlar su temperatura de manera más eficaz. Un principio muy importante que se tomó en cuenta durante el proceso de diseño fue respetar la tectónica del material en fachadas, destacando la riqueza de los mismos, así se aprecia la naturalidad del concreto y su carácter pesado que ayudan a destacar los volúmenes jerárquicos, en contraposición con la ligereza y esbeltez que representa el metal de las vigas y la piel de vidrio que lo secunda.