PROYECTO ECUESTRE

EG_Proyecto Ecuestre_CC arquitectos_046201

BAQ 2014
CATEGORÍA DISEÑO ARQUITECTÓNICO
PREMIO INTERNACIONAL COMPARTIDO
MÉXICO
CC ARQUITECTOS / ARQ. MANUEL CERVANTES

 

Cuando nos invitaron a hacer este proyecto, el cliente tenia una idea clara: deseaba criar y convivir con sus caballos de manera cercana en un mismo espacio. Meses después, al visitar el predio que tenía disponible, encontramos un claro en medio del bosque rodeado por encinos, ocotes, pinos y madroños, de ahí nació la propuesta de intervenir lo menos posible el sitio, algo que entusiasmó al cliente. Al entender la topografía y comprobar la ligera pendiente del sitio, surgió como concepto, generar la arquitectura trabajando el terreno, emplazar el programa a través del movimiento de tierra, de tal manera que las caballerizas quedaran ancladas en el relieve y no bloquearan las vistas de la densidad vegetal de la montaña; con este recurso logramos reducir visualmente la escala de la construcción, compactando visualmente las alturas que requiere un jinete sobre el caballo y mantener las proporciones para las personas.

La construcción es entonces un juego de positivos y negativos en el terreno, de este modo los espacios quedan unidos a través de recorridos que se comparten indistintamente por las personas y los animales; estas transferencias se realizan de manera discreta con la ayuda de rampas ligeras que permiten ir descubriendo la arquitectura a manera de paseo.

Una característica del proyecto ecuestre es la relación entre interior y exterior, todos los espacios son permeados visualmente por el bosque y la vegetación, el aire y la luz natural.

Las cuatro habitaciones se encuentran un nivel por encima de la casa, con terrazas abiertas que dirigen sus puntos de vista a los establos, techos verdes y el paisaje.

Estructural y materialmente, el proyecto se resolvió alejado de complejidad es una armadura que se repite subsecuentemente como un lenguaje formal y funcional, franqueza constructiva que crea una atmósfera particular que no necesita accesorios. Los elementos en madera y metal que dan forma a la nave principal, sirven de fondo a un ambiente acogedor y obscuro, utilizando las entradas de luz como un elemento compositivo; ventanas y ranuras pintan patrones muy definidos sobre el piso y los acabados rústicos empleados.

El edificio que acomoda las habitaciones, los hogares y las áreas de servicio, consiste en una estructura de armadura de madera que se repite rítmicamente, por una membrana formada a partir de láminas de madera en el interior que funcionan como aislamiento térmico, el exterior se envuelve por baldosas de madera que trata de mezclarse con el paisaje.

La casa y las caballerizas se unen primero por los recorridos y luego por la similitud de los acabados básicos, enlazando la vida del hombre a la del caballo. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *