PROYECTO PARA LA RECONSTRUCCIÓN DE SALGAR

BAQ 2018
CATEGORÍA HÁBITAT SOCIAL Y DESARROLLO
COLOMBIA
AUTORES: Ana Vélez, Taller Síntesis: Farhid Maya Ramírez, David Cuartas Restrepo, Lucas Serna Rodas.

Área Construida: 17900 m2, Área espacio público: 40000 m2,

Salgar es un municipio colombiano emplazado en un largo y estrecho valle por el que corre la quebrada “La Liboriana”, que, en mayo de 2015, debido a las fuertes lluvias, genero una avalancha que arraso el municipio. Las cifras de esta tragedia fueron:

  • 93 muertos.
  • 397 afectados.
  • 384 casas destruidas
  • 17 puentes destruidos.

Como respuesta a este evento se dio una iniciativa social público-privada que articuló un plan de contingencia y prevención de futuras catástrofes, y un plan de reconstrucción tanto de la infraestructura como de la vivienda del municipio.

El programa de reconstrucción partió de la caracterización de los afectados por la avalancha y de un diagnóstico de la vivienda local, buscando articular las tradiciones a las viviendas que se desarrollarían dando cabida a la participación comunitaria que alimentó los procesos de diseño urbano y arquitectónico. Labor social que se llevó a cabo hasta el final de la obra para para garantizar los procesos de apropiación de las mismas.

Se generaron tres proyectos simultáneos, donde se construirían 309 viviendas, de las cuales 54 serían rurales, en el proyecto La Pradera y 255 urbanas en los proyectos La Habana y La Florida, que tuvieron como premisa urbana:

  • Recuperar y consolidar el tejido urbano municipal o veredal.
  • Aprovechar y reconectar los equipamientos existentes de los sectores escogidos.
  • Realizar una serie de intervenciones en diferentes zonas del municipio para potenciar el efecto de la operación: remodelación del parque, construcción de puentes peatonales y vehiculares, remodelación del asilo, entre otros.
  • Definir límite de crecimiento urbano a través de los proyectos localizados en pie de monte.
  • Aprovechar la topografía como herramienta de diseño urbano y habitacional.

Como premisa arquitectónica partimos de una cualificación socio espacial como meta (Dar prioridad a los valores socio-espaciales y no únicamente sobre lo económico).

Se definen 4 tipologías en la zona urbana que de partir de diferentes agrupaciones permiten una variedad de edificaciones que se adaptan a la topografía y forma urbana.

La tipología rural se define por el desplazamiento de las dos naves que permite configurar dos patios.

Cada tipología se basa en una geometría elemental, con las zonas de servicio agrupadas (baño múltiple, cocina y ropas), 2 habitaciones idénticas, y una zona social que permite un futuro espacio de habitación o negocio. Cada tipología desarrolla un espacio adicional que se convierte en el articulador social y ambiental: galería, corredor, balcón o terraza.

El sistema de urbanismo se complementa con zonas juegos, parqueo, arborización y demás elementos para el disfrute de las amplias zonas comunes que hacen parte de cada proyecto, además de destinar áreas para futuros equipamientos.

Finalmente cabe resaltar que dos años después de la tragedia ya se encontraban ejecutados los 3 proyectos, esto significó trabajo en simultaneo, en un proceso con acompañamiento constante de la comunidad. Además, las viviendas de La Pradera lograron impactar en las políticas del ministerio de agricultura para la vivienda rural, convirtiéndose en el nuevo prototipo que este construirá en el país, mejorando las exigencias, áreas y características de las mismas.