RECUPERACION PATRIMONIO INDUSTRIAL PLANTA CAPURRO ANCAP EDIFICIO ADMINISTRATIVO ALCOHOLES DEL URUGUAY

BAQ 2018
CATEGORÍA REHABILITACIÓN Y RECICLAJE
URUGUAY
AUTORES: Pablo Rodríguez Gustá, Edgardo Minteguiaga

La intervención involucra la ex Gerencia de Destilería “La Oriental” en planta Capurro de ANCAP, destinada a dependencias administrativas de Alcoholes del Uruguay.

Debe considerarse como punto de partida para la reconversión del conjunto del patrimonio edilicio existente en la zona y que es propiedad de la empresa.

Se trata de una construcción colonial neoclásica de fines del SXIX, que forma parte de un complejo industrial mayor e incluye torre de destilación, maceración, maltería.

El conjunto, influenciado por la arquitectura industrial inglesa de la época, conjuga la técnica tradicional constructiva de muros portantes con el uso de elementos metálicos estandarizados.

La intervención busca la recuperación y puesta en valor de su historia, así como de su esquema constructivo y su expresividad.

El proyecto se desarrolla en tres plantas.

En Planta Baja, que establece una estructura bien diferenciada entre el núcleo administrativo y el núcleo de servicios, se organizan las oficinas; la Planta Primera se organizan la Sala de Conferencias y Salas multiuso así como de un núcleo de servicios; en la Planta Atico se alojarán las instalaciones del edificio.

Se incorporan conceptos de calidad de vida, como racionalización de espacios, ventilación e iluminación, que determinan el planteo arquitectónico y espacial. En consecuencia se ha concebido la apertura central del edificio (en zonas de distribución) con la perforación del piso de planta primera y planta ático, y la sustitución de las bovedillas por ladrillos de vidrio montado sobre las viguetas metálicas existentes, con la intención de permear iluminación cenital hacia el interior. Se sustituirá el cerramiento de cubierta existente por termopanel incorporando en la zona central un lucernario en DVH.

Con el mismo objetivo se procederá a la sustitución parcial de muros portantes en zona de distribución de planta baja por pórticos con la incorporación de grandes mamparas de cristal.

El edificio incorporará instalaciones según tecnologías actuales y a necesidades del usuario. Estas se canalizarán en forma oculta en el núcleo de servicios por ductos verticales y cielorrasos pero serán vistos en ambos lados de la distribución principal

El equipamiento, junto a las terminaciones plantean un diálogo entre los tiempos de dos diferentes lenguajes que se revalorizan mutuamente.

En cuanto a la formalización exterior, se recuperará el tratamiento original de fachada, de vanos y llenos, rescatando aquellos vanos que han sido tapiados; se reconstruirán todo tipo de detalles como ser molduras, almohadillados y se demolerán aquellos elementos añadidos que distorsionan la lectura y comprensión del edificio.

Se reacondicionarán los marcos de las antiguas ventanas y se fijarán cristales laminados fijos; toda protección metálica será reconstruída o sustituída según diseño idéntico al existente.

Se plantean, dentro de la propuesta de distribución original, recuperar los tres accesos existentes.