RESTAURACIÓN DE LOS ANEXOS DE LA CALLE DE LA PERPETUA ANTIGUO PALACIO DE MEDICINA

BAQ 2018
CATEGORÍA REHABILITACIÓN Y RECICLAJE
MEXICO
AUTORES: Facultad de Aquitectura UNAM, Dr. Xavier Cortés, M.Arq. Coral Ordóñez Nischli, M.Arq. Elisa Saldierna, Arq. Mario E. Gómez, Arq. Rodrigo García, Arq. Raquel Ramos, R.B.M Lucía Macías, Dr. Roberto Meli, Ing. Roberto Sánchez, Ing. Alan Gómez, Arq. Navani Cadena, M. Arq. Carlos Cruz, Arq. Flavio Salamanca

La Facultad de Medicina solicitó a la Facultad de Arquitectura se realizara el Proyecto Ejecutivo de Restauración de la “Secundaria” y el “Protomedicato” que datan del siglo XVIII, son así conocidos debido a sus usos más relevantes;  albergar un centro educativo y haber sido residencia del primer protomédico, respectivamente. Ambos se encontraban abandonados y su restauración sirvió para habilitar nuevos espacios para la academia y la investigación.

Los daños causados por el abandono incluían vanos modificados, la utilización de materiales que cambiaron las cualidades mecánicas de los muros, vigas de madera de entrepisos y cerramientos putrefactos y apolillados, el humedecimiento de los terrados y la pérdida de los acabados, el colapso de entrepisos y azoteas, desprendimiento de pintura y aplanados, humedad y salitre. Instalaciones hidrosanitarias fuera de funcionamiento provocando inundaciones que favorecieron la flora parásita, y la disgregación de materiales.

Había intervenciones de baja calidad; vanos reconstruidos en tabique y cemento,  una gran sección del recubrimiento de tabletas de tezontle sustituido por aplanados de cemento. Y aunque existían vestigios de las ajaracas y pináculos, estaban casi perdidos. Existían graves grietas provocadas por hundimientos y fallas en la cimentación de la fachada por lo que se llevó a cabo la recimentación por medio de micropilotes. Se llevaron a cabo las liberaciones de elementos no originales y dañados. Se remampostearon y consolidaron los muros que presentaban disgregación de materiales y se cerraron grietas.

Debido al colapso de los entrepisos se llevó a cabo su liberación recuperando las vigas de madera que se reintegraron intercalando vigas metálicas sobre las que se colocó el nuevo sistema de losacero. Las canterías, se  limpiaron, rejuntearon, relabraron exfoliaciones y sustituyeron piezas fracturadas, incluyendo dos columnas que se encontraban fracturadas. Los entresuelos de concreto no originales fueron sustituidos por tapancos exentos de estructura metálica. El mismo criterio se consideró para una escalera metálica para el Protomedicato que había perdido su escalera.

Se desmontaron los barandales de herrería originales, se limpiaron, sacaron moldes para reintegrar los plomos perdidos, estabilizaron y trataron tanto en corredores, escaleras y fachada. Se reintegraron los tableros de argamasa y la pintura a la cal. Se restauraron los pavimentos pétreos originales en los patios y en interiores se colocaron pisos nuevos. Se restauró la yesería, hoja de oro, lambrines tallados, papel tapiz y una chimenea de fierro y mármol del siglo XIX. Al igual que la pintura mural de la escalera. Las cinco piezas de carpintería original se restauraron, diseñando además, puertas de madera y algunas cancelerías nuevas. La fachada se limpió, se reintegraron los enmarcamientos perdidos, pináculos, tapas de pretil, ajaracas y tabletas de tezontle.

Al tratarse de un proyecto de restauración, los criterios generales consistieron en respetar espacios, etapas constructivas y materiales originales pero recuperando la estabilidad estructural, y haciendo una gran diferencia entre los elementos originales y los nuevos.

En la realización de un proyecto de esta magnitud destaca la importancia del trabajo multidisciplinario donde cada área enriquece tanto el proceso como el resultado final.